Viernes, 03 de abril de 2020 | Año XX | No: 7066 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

Raperos mantienen la tradición ambulante

México.- “Vamos a jugar un juego, yo les doy rimas y ustedes nos dan dinero”, dice siguiendo el beat Escarlata, un joven rapero de 18 años que canta saltando entre los puestos del tianguis. Él es una de las miles de personas que robustecen el sector de trabajo informal, que en México ocupa al 60% de la población, según la Encuesta de empleo del Instituto de Estadística.

Sicario mc (que en el rap significa “maestro de ceremonias”) participa también de esta escena. Es un estudiante que por las tardes, se dedica a pedirle una palabra a los transeúntes, que dicen cosas como “papa”, “caballero” o hasta “dark night” (un capítulo de la saga de Batman) para devolvérselas en forma de rima.

“La primera vez que fui al genere (a trabajar) en Bellas Artes, fue porque un amigo necesitaba dinero y me llevó. Nos salió muy bien, en el primer show nos dieron 50 pesos en tres minutos. Aunque hay veces no nos dan nada”, dijo Sicario mc.

“Rapear podemos, es parte de la libertad de expresión, pero no podemos pedir dinero. Los policías no nos dejan vivir del rap”, agregó el joven.
Desde grandes operativos hasta pequeños grupos de policías, todos sienten la legitimidad de correr e intimidar a estos cantantes, para luego extorsionarlos por dinero.

“En (el Palacio de) Bellas Artes o cualquiera de las plazas, si te agarran los policías, te piden dinero y se van. O de plano te mandan al ministerio público sin decir nada y hay que pagar una multa o estar un día encerrado”, explicó uno de los raperos.

“Es más complicado ser rapero que vendedor porque tenemos la bocina y hacemos ruido”, dijo Escarlata. “Nosotros no podemos terminar como si nada, tenemos un show de dos o tres minutos, durante los que uno tiene que cuidar que no venga nadie, mientras el otro sigue con el show”.

 Trabajo informal

Más de 30 millones de mexicanos sobreviven cotidianamente del empleo informal. Según el Inegi (Instituto de Estadística), representan el 59.6% de los trabajadores del país. En la capital, son 1,299,492 personas.
El “genere” como le llaman estos raperos al sustento que consiguen de sus rimas, es la base económica de muchos hogares. Aunque las opciones de dónde “generar” son limitadas.

 Según explicó Escarlata: “En Tlalpan, la línea de camiones morados te cobra por trabajar. Te dan tu playera con gafetes y tienes que dar una cooperación cada semana. Si no traes tu playera, no te dejan subir”.

Aunque en las plazas públicas se junte naturalmente la gente, el mejor escenario es el Metro de la Ciudad de México, aunque no para todos. Escarlata pasó encerrado primero de enero, tras ser detenido por cantar en el metro y ya “lo tachó de su lista”

 Mi vida rap

El Metro es, en cambio, el ámbito de Wason: “Buenas tardes mi gente, vengo a ganarme una moneda honradamente trayéndoles a sus oídos, unos temas de rap pandillero mexicano, 100% originales”, dice sobre la base que emiten sus bocinas, desde las que suenan los primeros acordes de su “rola” llamada “Mi Vida Rap”, retumbando en la oscuridad y el calor del sistema subterráneo de trenes eléctricos.
“Cholo”, le dicen sus colegas vagoneros, que venden de todo por diez pesos. Wason lleva ocho años cantando bajo la tierra, trabajo con el que mantiene a su familia: “Uno vive al día, si no trabajo, no hay comida para el día siguiente”, explicó.
Sus temas van desde las letras “bien locotas, otras más de la vida y el amor”, explicó. Él llegó a los vagones al quedarse sin trabajo, después que un amigo le sugiriera que usara su talento para el rap en el Metro, que sólo tendría que dar una cooperación semanal para hacerlo. Wason aceptó y desde entonces no ha salido de aquí. El problema, siempre, es la policía.

“Llegan los móviles y bajan en grupos. Se la saben porque se pone uno en cada puerta y pues, así ¡ni para dónde correrle! Te llevan al ministerio público y tienes que pagar 200 varos (pesos) o estar 8 horas en el Torito (cárcel temporal) a veces te roban y te quitan las cosas, pero mi bocina me costó mucho”, explicó Watson.

Para el “Cholo”, lo único que logran con perseguirlos en el metro es orillarlos a la delincuencia. “No sé qué les afecta, dicen que estamos haciendo mal, pero al final los que nos corretean también viven de nosotros. Ni modo que no les llegue una chuleta (dinero) de lo que todos los vagoneros pagamos”, apuntó el rapero.
Los tres consultados para este texto coincidieron en lo mismo: el rap se hace por convicción, dónde sea. Y también, que ellos se sienten parte de una tradición ambulante, que se renueva en cada generación que se ve condenada a sobrevivir en el reino de la precariedad laboral.

Modificado por última vez enLunes, 10 Junio 2019 17:40

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Reportajes

Mismos esquemas y simulación ante contaminación, acusa Redim

Por Erick Galicia Lozano

México.- La respuesta del gobierno para hacer frente al problema de contaminación continúa siendo bajo...

Desarrolla universitario robot submarino que mide contaminación en cuerpos de agua

Por Norberto Gutiérrez

*Puede utilizarse en acuicultura, ríos, lagunas o receptores del líquido para consumo humano México.- Estudiante de...

La masacre de Allende, Coahuila, una herida abierta

Por Agustín Lozano

México.- La masacre de Allende, Coahuila, continúa en el misterio, porque hasta hoy se desconoce...

Balseros, transportadores de esperanzas

Por Mesa de Redacción

Tecún Umán.- Le dicen “el Pichi”, pero se llama Ulises y transporta sueños, personas que...

Islas Marías, de una prisión a un centro para el aprendizaje

Por Angélica Guerrero. Enviada

  Islas Marías.- El ciclo de vida como Centro Penitenciario terminó en Islas Marías y ahora...

Cuando el silencio tomó las calles de la Ciudad de México

Por Yaremi Escobar

México.- En una ciudad que no duerme, donde la prisa, las marchas y el ruido estrujante...

El Tequila, producto 100 por ciento mexicano

Por Norberto Gutiérrez

México.- El tequila mexicano se ha ganado un lugar especial en el gusto de los...

¿Salario mínimo?, ¿qué es eso..? Lucha por sobrevivir en la Ciudad de México

Por María del Refugio Gutiérrez

México.- De su monedero desgastado por el uso, doña Gloria saca unas monedas para pagar...

Bandera Nacional: La patria se tiñe y se borda a mano

Por Norberto Gutiérrez

México.-Al oriente de la Ciudad de México, en la alcaldía Iztapalapa, se encuentra la Fábrica...

Masacres, el sello de Los Zetas

Por Mesa de Redacción

Satillo.- La guerra entre carteles de la droga, así como el cobro de piso, han...

Restaurante, oportunidad para haitianos varados en Tijuana

Por Norberto Gutiérrez

Tijuana.- A 4 mil 700 kilómetros de distancia de Puerto Príncipe, Tijuana brinda servicio un...

La triste historia de “El Black”

Por Agustín Lozano y Javier Lira

México.- La cofradía en un picadero, puede llegar a ser tan leal como letal. Los...

“Garnachas”, no son principal factor de obesidad en México

Por Norberto Gutiérrez

México.- Las comidas típicas de México o las llamadas “garnachas” no son el factor principal...

Los tatuajes: únicos e identitarios

Por Norberto Gutiérrez

México.- Con uso forense en la identificación de personas desconocidas, desaparecidas o privadas de la libertad...

Funcionario de Gobernación involucrado en escándalo de Cemex

Por Hugo Gutiérrez

Monterrey.- En el proceso por presunto fraude en Cemex, por más de 100 millones de...

Lo oscuro de la Luz del Mundo

Por Agustín Lozano

México, 8 Jun .- Lo que empezó como una donación o un simple regalo del...

El expediente oculto: Caso Carlos Domínguez

Por Lucía Calderón

México.- Un expediente oculto pudiera dar el viraje a las indagatorias del asesinato del periodista...

El Ceibo: la frontera del retorno

Por Ernesto Alvarez

México.- Aunque el principal despliegue de la Guardia Nacional como cuerpo de fuerza para detener...

Mont-Tremblant, entre la fantasía y la aventura extrema

Por Alejandra Pérez Bernal. Enviada

• En Quebec podrás hallar experiencias únicas • Trineos jalados por perros, lagos congelados y spas...

Sequía en Cuatro Ciénegas por mala administración

Por Flor Goche

Cuatro Ciénegas, Coah.- Organizaciones ambientales e integrantes de la comunidad científica han alertado sobre el...

Hasta saber de ti

Por Ashiel Espinoza Rodríguez. Enviada

* La lucha de mujeres por encontrar a sus desaparecidos en Veracruz Veracruz.- Sus manos se...

La huella de carbono digital: internet también ensucia el planeta

Por Mesa de Redacción

San Francisco.- Aunque apaguemos la luz y desenchufemos los aparatos eléctricos, cada uno de nosotros...

Tianguis Turístico, 44 años de hacer historia en México

Por Pamela Cruz

*Acapulco ha sido 36 veces sede del evento México, 1 Abr .- Con una historia que...

Tortura, llanto y desesperación en las cárceles migratorias de México

Por Movimiento Migrante Mesoamericano/The Exodo

México.- “¡Te vas a morir!, ¡firma tu deportación y vuelve a tu país!, era lo...

Famosas mexicanas, ¿qué fue de ellas tras ser playmates?

Por Norberto Gutiérrez

*Algunas se arrepienten, otras no, de haberse dejado seducir por la "revista del conejito" México.- Fue...

Chignahuapan: Pueblo de la eterna navidad

Por Yaremi Escobar

 México.- Enclavado entre los estados de Puebla, Tlaxcala e Hidalgo, Chignahuapan es el municipio mexicano que...

Infancia y Violencia jugar en la oscuridad

Por Mario Bravo Soria/Luis Galindo/Miroslava Cárdenas y Evangelina Del Toro

México.— Los lamentables sucesos en el Colegio Cervantes ubicado en Torreón, Coahuila, han generado una...