Viernes, 03 de abril de 2020 | Año XX | No: 7066 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

Provocar la risa en el Metro, un oficio muy serio

México.- Un poco afónica, producto de sus constantes actuaciones en las estaciones de la Línea 3 del Metro, Miriam toma un breve descanso en Centro Médico para retomar fuerzas, ánimo y voz para seguir con su trabajo: una rutina de chistes que apenas le da para llevar el sustento a su familia.

Antes de abordar el vagón para iniciar su rutina, debe fijarse que no haya "vagoneros" al interior, esos comerciantes ambulantes que ofrecen sus productos, para abrirse paso entre ellos. En caso de que algún compañero promocione sus artículos, debe esperar a que éste termine para iniciar su actuación.

Cifras de la recién creada federación que agrupa a estos comerciantes revelan que a diciembre de 2018, operan hasta 10 mil vagoneros al margen del Reglamento de la Ley de Movilidad que prohíbe el comercio en instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

“Diario estoy a la vuelta y vuelta, es muy raro que me vean sentada, estancada en un solo lugar, porque entre más pierdes el tiempo, menos generas y menos llevo a casa. Mis ganancias dependen de a qué hora comience a trabajar”, dice la payasita, mientras retoca su maquillaje y se lamenta por los retrasos en el Metro.

En una de esas vueltas puede venir un “vagón bueno”, donde la gente dadivosa le da un billete de 50, de 100 pesos, o ya entre todas las donaciones acumular “50 pesitos”. Un día bueno para Miriam significa obtener 500 pesos de las 07:00 a las 20:00 horas, o a las 16:00 horas, si es que le va bien.

“Y si no sale, me retiro del Metro a las 23:00 horas. Cuando hay muchos retrasos aprovecho para ir a comer. Voy a ‘echar taco’ a La Raza, a desestresarme, porque si no, ni generas ni ambientas a la gente y te pones de malas”, explica la artista callejera que todos los días viene desde su casa ubicada en la Central de Abasto de Ecatepec, en el Estado de México.

Con ocho años de experiencia entreteniendo a usuarias del Metro, Miriam ya identifica a la gente muy accesible. “Desde que te subes te regalan una sonrisa y te conocen porque diario estoy aquí. Pero hay otras que ya están con los oídos tapados, casi te quieren aventar el zapato en la cara y con expresión de ‘cállate porque no te quiero escuchar’; pero ni modo, es mi trabajo”, dice.

La payasita así lo entiende, considera que a la gente se le tiene que respetar. Por más enojona que se vea, ella debe tratar de hacer lo mejor posible y provocar una sonrisa, y con un poco de suerte, arrancar una carcajada.

“Muchas señoras me dicen: 'pus ponte a trabajar', y yo les contesto: 'párese usted y haga lo mismo que yo hago, a ver si es lo mismo'. La gente no trae dinero, tiene sus propios problemas, está estresada, viene cansada, viene frustrada de su trabajo… es muy difícil el trabajo de payaso”, cuenta.

Pero otros usuarios no lo perciben así, creen que el trabajo de Miriam es por diversión. Su oficio como payasita, el cual lleva desarrollando desde hace 20 años, es una labor que cansa mental y físicamente, sobre todo porque debe lidiar con todo tipo de gente.

“Me subo a un vagón y si la gente está prendida (en ánimo), hasta yo me prendo y empiezo a sacar cosas diferentes y se empiezan a reír; así la gente es accesible, pero luego te subes y siento la mala energía, la vibra de que mejor no me hubiera subido a este vagón”, explica en un tono reflexivo.

La rutina, que incluye interacción con los pasajeros, inicia con la petición explícita de atención y está conformada por chistes blancos, incluida la recomendación para no usar la crema Nivea, “porque ni-vea la cara que le queda”.

Sin embargo, desde que pusieron Wi-Fi en el Metro, la gente ya no pone más atención. Desde que instalaron “el Internet”, la mayoría está más interesada en su celular, con los audífonos en el teléfono, ajena a lo que sucede a su alrededor. Ni siquiera voltean a ver quién les habla, “simplemente están pegadas a las pantallas”.

Su actuación en el Metro dura de la estación Guerrero a la de Centro Médico. De cuatro a ocho estaciones, tiempo en el que, a decir de ella, debe por lo menos cambiar el ánimo de su audiencia. Dependiendo de qué sketchs “eche”, porque hay uno largo que dura hasta ocho estaciones y no puede ampliar más el show porque corre el riesgo de ser arrestada.

Si esto ocurre en la mañana, refiere, la multa es de 100 pesos y el arresto es de hasta mediodía. Si es que se trae esa cantidad, porque si no, son 13 horas de arresto en el Juzgado Cívico Guerrero.

No obstante, el Sistema de Transporte Colectivo Metro también es su fuente de empleo. “Me han contratado varias personas para fiestas infantiles, les doy mi teléfono y listo. Me convienen esos eventos porque, dependiendo dónde sean, la hora la cobro a mil 500 pesos”, menciona Miriam.

Una vez finalizada su jornada, regresa a casa donde la esperan sus tres hijos: una de 16, otra de 13 y un niño de nueve años, quienes aparentemente tienen escolaridad. "La grandecita ya se fue con el novio”, dice con un dejo de tristeza.

Por ello no puede dejar de trabajar, su semana laboral incluye los domingos. “Entre semana sé cuáles son los días más flojitos, más tranquilos, cuando puedo decir que no voy, y a lo mejor me tomo el día. Pueden ser lunes y martes, porque está más tranquilo, por los retrasos, y como que la gente viene del fin de semana”, relata.

Recuerda entonces que además del sustento para su hogar, debe invertir en su bocina que tiene un costo aproximado de 100 pesos, que le durará hasta que se descomponga, además de su maquillaje, en el que debe destinar un poco más porque hay que comprar delineadores, sombras y brillo.

“Yo me pinto sencillo porque aquí hace mucho calor, y si me pongo algo más ostentoso, pica con el sudor. Solamente en los eventos privados es cuando me pongo más”, concluye Miriam la payasita, mientras a primera vista confía en la llegada del “vagón bueno” para su presentación de cuatro estaciones en la Línea 3 del Metro.

/MDT/AGO

Modificado por última vez enMiércoles, 27 Febrero 2019 17:13

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Reportajes

Sin despegar aeropuerto de Toluca, pese a incentivos para aerolíneas

Por Mesa de Redacción

México,.- Aun cuando las líneas aéreas que operan cuentan con incentivos, el Aeropuerto Internacional de...

En el amor comprado, ella pone las reglas

Por María del Refugio Gutiérrez

México, 6 Mar .- Como desde hace cinco años, María espera sentada sobre un banco...

El dinero no alcanza, todo está muy caro

Por Teresa Velasco Ambrosio

México.- Las nubes obscuras presagian una fuerte lluvia por esta zona del oriente de la...

Lo oscuro de la Luz del Mundo

Por Agustín Lozano

México, 8 Jun .- Lo que empezó como una donación o un simple regalo del...

Danza de los diablos, expresión afromexicana de siglos

Por Mesa de Redacción

México.- 'La danza de los diablos' es una expresión de siglos que crearon los pueblos...

El espíritu inútil: Bisteces contra guisados

Por Pablo Fernández Christlieb

México.- A los científicos, administradores e ingenieros les gustan las milanesas. A los poetas, pintores...

Corrupción y negligencia hunden a la vaquita marina

Por Guadalupe Vallejo y Luis Carlos Rodríguez

* Hubo despilfarro en sexenio anterior y cero resultados: organizaciones México.– Atrapada entre las redes de...

Santos y narcos

Por Ashlei Espinoza Rodríguez

México.- El miedo es una emoción de la que ningún ser humano está exento. Cuando...

Inhalantes, ritual de consumo en la calle

Por Ernesto Álvarez

México.- En la Ciudad de México la población en situación de calle de drogodependientes suele...

"Guerra" al narcotráfico detonó desaparición de migrantes: Sánchez Soler

Por Héctor Álvarez Fernández.

  * Activista discrepa de las políticas del gobierno actual hacía el sector México.- La desaparición de...

De mejor humor y con más fluidez, automovilistas cargan gasolina

Por Mesa de Redacción

Por Mariángel Calderón México.- Poco a poco el servicio de gasolina se comienza a restablecer en...

Bazar Cuauhtémoc de antigüedades, un homenaje a la nostalgia

Por Mesa de Redacción

* Lo que para algunos es basura, para otros es un verdadero tesoro Por Claudia Pacheco...

Denuncias ministeriales, un peregrinar en busca de justicia

Por Mesa de Redacción

México.- Dentro de la línea del Sistema de Transporte Colectivo Metro que corre de Universidad...

Zona Pino Suárez. Antros pa´ la raza

Por Mesa de Redacción

México.- Cerca del Metro Pino Suárez, hay una pequeña zona de antros que parecieran improvisados...

Provocar la risa en el Metro, un oficio muy serio

Por Monica Delgado Torres

México.- Un poco afónica, producto de sus constantes actuaciones en las estaciones de la Línea...

Red 5G, carrera por la supremacía tecnológica

Por Manuel Galeazzi Ramírez

México.- Personalidades de la política internacional, como la líder demócrata Nancy Pelosi, dicen que China...

Empresas de seguridad privada aumentan inversiones en tecnología

Por Diana Domínguez Galván

México.- En el último año, la inseguridad en las carreteras del país para el transporte...

Famosas mexicanas, ¿qué fue de ellas tras ser playmates?

Por Norberto Gutiérrez

*Algunas se arrepienten, otras no, de haberse dejado seducir por la "revista del conejito" México.- Fue...

Mercado Hidalgo Tijuana muestra esencia mexicana a visitantes de EUA

Por Martha Alicia Reyes. Corresponsal

Tijuana.- La esencia mexicana, a través de la gastronomía, el arte y la cultura, es...

Los rostros de los desaparecidos en la Ciudad de México

Por Ernesto Álvarez

México.- Braulio volvió de la escuela y, como hacía diariamente al caer la tarde, acudió al...

Convivir con Don Goyo, mejor que un temblor

Por Quetzali Blanco

México.- El Popocatépetl registró una explosión que provocó una fumarola de varios kilómetros que fue...

Maximino mantiene viva la tradición de elaborar juguetes mexicanos

Por Hugo Pescador Pacheco. Corresponsal

Guadalajara.– El artesano Maximino Jacobo Apolinar, de 82 años de edad, suma ya 72 años...

Una cata de ‘mota’ para difundir la cultura canábica

Por Ernesto Alvarez

México.- En la Ciudad de México se multiplican los espacios que defienden el uso lúdico...

Gas pimienta e inmovilizadores, armas de doble filo ante intento de secuestro

Por Mariángel Calderón

México.- Inmovilizadores eléctricos que parecen brillantes labiales, diferentes envases de gas pimienta y hasta navajas...

“En cuarentena sin ingreso económico”: testimonios de Italia

Por Samuel Cortéz Hamdam

México.- El jueves 19 de marzo será recordado como un día negro en la historia...

Migrantes a la espera de visa humanitaria en Chiapas

Por Norberto Gutiérrez

«¿Tú crees que yo tenga oportunidad aquí?», es la pregunta que un profesor haitiano hace...

Se vende departamento.... donde murió Arturo Beltrán "El Barbas"

Por Mesa de Redacción

Por Alejandro Salas México, 1 Jun .- Al filo de las 13:00 horas del 17 de...