Infórmate Diario

 

Lunes, 19 de agosto de 2019 | Año XIX | No: 6838 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 8:57 AM CDT, Aug 19, 2019
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv

Helados "Mi Juanita" deleitan el paladar de famosos como Gene Simmons

  • Escrito por Elizabeth Escobar Lima
  • Publicado en Reportaje

México.- “Mi Juanita” es una exitosa nevería que por tres generaciones ha deleitado el paladar de miles de personas y famosos como Gene Simmons, el integrante de Kiss, la legendaria banda musical, con diversos sabores de helados, que son hechos con mucho amor y son servidos con una gran sonrisa en el rostro.

Caminando por el barrio de Tacubaya, considerado uno de los barrios mágicos de la Ciudad de México, sobre la calle de Héroes de 1810 y enfrente del mercado “Becerra”, se encuentra un local pequeño y modesto de nieves, lleno de vida y de grandes historias, convirtiéndose así en la segunda casa de muchos.

Hace 102 años el señor Pedro González Ramírez se embarcó en una aventura, la cual definiría su destino y el de su descendencia, empezó con el negocio de la elaboración de nieves, un oficio que lo llevó a recorrer distintos lugares de toda la República Mexicana.

Su habilidad por preparar los helados artesanales, con su propio estilo y sabor, resultaban ser un deleite para las personas que los probaban, esa explosión de sabores llegó incluso a gente como Pedro Infante, José Alfredo Jiménez, Lola Beltrán, entre otros.

Con ese reconocimiento se estableció en Tacubaya, un lugar que era completamente diferente hace un siglo, y así nació “Mi Juanita” nombre que lo escogió su esposa en honor a la Virgen de San Juan de los Lagos. “Hay mucha gente que eran clientes de mi abuelo, algunos ya murieron, pero los que aún viven siguen viniendo”, cuenta su nieto Ignacio González, de 67 años.

Don Ignacio es el actual encargado de la nevería, quien recuerda nostálgicamente que su abuelo y su padre quienes ya fallecieron, y relata que fueron ellos quienes le enseñaron a hacer helados desde que era un niño muy pequeño.

“Yo aprendí de mi abuelito y de mi papá, cuando era niño iba a la escuela y los fines de semana, le decía a mi abuelito: ‘si quieren les bajo a ayudar’, en realidad era poco lo que hacía por la edad que tenía, a veces me decían ponte a barrer, y me ocupaban en algo; después ellos me enseñaron a hacer el helado y es una cadena porque cuando aprendí, le he ido enseñando a mis hermanos y ahí vamos poco a poco”, recordó.

Actualmente dos de sus hermanos, Alejandro y Víctor, así como su sobrino Óscar Jesús son quienes le ayudan y han mantenido el éxito y legado que les dejó su abuelo y su padre; siempre teniendo en mente las enseñanzas y el amor para hacer helados y para atender a sus clientes.

“Debemos echarle ganas cada día, decían mi abuelito y mi papá, a la nieve no sólo es de ponerle demasiada fruta, eso no te sirve, mejor ponle cariño, ponle amor, hazlo con respeto, trata de hacerlo con la mejor alegría que tengas y vas a ver cómo la gente lo pide y regresa, hay que estar contento y con armonía, y de ahí viene todo el éxito”, dijo Ignacio.

Durante la entrevista, los clientes no paraban de llegar, y siempre se escuchaba el caluroso saludo con una sonrisa en el rostro diciendo: “Buenas tardes, ¿de qué va a querer hoy?, ¡hasta luego, buen día!, o simplemente las personas que iban pasando volteaban a saludar.

“Siento que lo más importante es la clientela, que se vaya contenta, que diga que los atendimos bien al comprar su helado, porque así se van muy contentos y vuelven a regresar. Yo digo que esa es la clave del éxito”, explicó.

La sonrisa y emoción de los niños al recibir su helado es invaluable, la gran gama de sabores y colores que hay en la nevería hace dudar a grandes y pequeños, quienes se ponen a pensar el sabor que quieren elegir, ya que desearían probar todos, y para alivianar ese sufrimiento, existe la opción de elegir hasta tres sabores en una nieve sencilla.

Beso de ángel, vino tinto, coco, zarzamora, tres leches, piñón, chongos, nescafé, galleta, rompope, cajeta, nuez, mango, arroz con leche, chicle, cereza, maracuyá, aguacate, plátano, limón, fresa, zapote, tequila, tamarindo, piña colada, jamaica, mandarina, grosella, crema de limón, crema de naranja y muchos más, llenan los refrigeradores de la nevería, luciendo con múltiples colores.

“Los sabores están desde mi abuelito, lo tradicional, el limón, la fresa, el tamarindo, la guanábana, pero hemos extendido en los sabores, ahora tenemos alrededor de 96 sabores, desde el más sencillo como el limón, hasta los más elaborados como mole, chicharrón, chile cuaresmeño, pico de gallo, ceviche, camarón y más”, detalló el dueño.

Asimismo, de acuerdo con el señor Ignacio, son más de 700 personas a las que atienden al día, y muchas más en temporada de calor, y así como le sucedió a su abuelo, ahora son ellos quienes atienden a varias celebridades del mundo del espectáculo y deportes nacionales e internacionales.

Una de las grandes personalidades que ha probado el sabor de sus helados ha sido el músico Gene Simmons, de la legendaria banda estadunidense Kiss, quien en una de sus vistas a México probó la nieve de la familia González Ramírez y quedó fascinado.

“Cuando vienen grupos muy famosos, nos visitan los chefs y nos dicen: ‘queremos que nos hagas de este sabor, de esto, porque viene tal persona y queremos que se pulan porque son muy especiales y al otro día vino el chef que le sirvió a Gene y nos felicitó, porque les encantó la nieve”, compartió su experiencia.

Dentro de los sabores que probó el cantautor de Kiss fue el de chocolate amargo, el de mamey, de fresa y pétalos de rosa, cuyos sabores son de los más populares de su negocio, y los que se terminan más rápido.

Y han sido distintas las celebridades que han visitado “Mi Juanita” entre las que destacan el luchador El Reo, y su padre Dos Caras, así como Baby Face, The Killer, el cantante Jorge Muñiz, el conductor de televisión Mauricio Clark, el escritor Armando Ramírez, y Cristina Pacheco.

“Un día que vino Maribel Guardia con un vestido amarillo floreado corto, se veía muy bien, era domingo y estaba atendiendo a un cliente que no me hacía caso por estarla viendo y cuando volteé, me quede igual embobado, hay tantas cosas, que uno vive a diario aquí, es bonito, es una segunda casa”, contó.

Además, hay muchos clientes que los siguen recomendando o llevan a personas de diferentes partes del extranjero como un punto turístico, para que prueben las nieves, ya que refieren que son una de las mejores de México.

Por otra parte, han sido invitados a innumerables ferias a lo largo del país, logrando un éxito en todas, ya que de acuerdo con don Ignacio, ellos prefieren seguir el proceso artesanal que les heredaron.

“Nosotros abrimos a las nueve de la mañana todos los días, dos de mis hermanos se dedican a hervir la leche, le ponen la crema y la dejan preparada y ya después empezamos a preparar la nieve, tenemos que enfriar la leche y de ahí se empieza a preparar el helado y lo echamos a las máquinas y ya sale para la venta”, explicó.

Esa labor ha sido reconocida en varias ocasiones por instancias gubernamentales, asimismo, han sido invitados en programas de televisión y radio, “nosotros agradecemos a los medios el interés, pero siempre mantendremos la humildad, sobre todo con los clientes que es lo más importante”, añadiendo que siempre compartirán y transmitirán el amor y la felicidad a través de las nieves.

 

INFOMX/NTX/EEL/LMC

Modificado por última vez enLunes, 28 Enero 2019 13:08

Reportajes

Pesadilla de “Dreamers” en EU es la deportación

Por Ashlei Espinoza Rodríguez

*Sus hijos son los “dreamers” y los niños binacionales. Ellos son los soñadores. Se fueron...

Protesta, ira y diamantina

Por Agustín Lozano /Foto: Isaías Hernández

México.- La protesta en el Metrobús Insurgentes de la noche del 16 de agosto donde llovió...

La triste historia de “El Black”

Por Agustín Lozano y Javier Lira

México.- La cofradía en un picadero, puede llegar a ser tan leal como letal. Los...

Líderes charros, los rescoldos del salinismo recalcitrante

Por Lucía Calderón

México.- Las estructuras de cinco sindicatos nacionales son inamovibles desde hace más de dos décadas...

Inhalantes, ritual de consumo en la calle

Por Ernesto Álvarez

México.- En la Ciudad de México la población en situación de calle de drogodependientes suele...

El dinero no alcanza, todo está muy caro

Por Teresa Velasco Ambrosio

México.- Las nubes obscuras presagian una fuerte lluvia por esta zona del oriente de la...

Caribe mexicano: paraíso de sargazo

Por Manuel Ortiz Escámez

Playa del Carmen. — Es sábado al mediodía. En algunas de las principales playas del...

¿Salario mínimo?, ¿qué es eso..? Lucha por sobrevivir en la Ciudad de México

Por María del Refugio Gutiérrez

México.- De su monedero desgastado por el uso, doña Gloria saca unas monedas para pagar...

Tierra rica en atractivos, eso es Yucatán

Por Alejandra Pérez Bernal. Enviada

Estado que ofrece a los visitantes experiencias singulares MÉRIDA.- Con magníficos sitios arqueológicos, históricas ciudades virreinales...