Lunes, 20 de enero de 2020 | Año XIX | No: 6992 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

La China Moderna de Xi Jinping

Arturo Zárate Vite

Arturo Zarate ViteBeijing.- Era niño la primera vez que vi una foto de China, de sus calles, cientos de ciclistas vestidos en color caqui. Difícil circular en esa maraña de unidades de dos ruedas, sin luces para indicar si va a dar vuelta a la izquierda o a la derecha, tampoco para avisar que va a detenerse. Me quedé con esa imagen por mucho tiempo.

Nunca imaginé que tendría la oportunidad de estar aquí, como periodista, ver directamente la realidad. Visita producto del convenio que tiene firmado el Club Primera Plana, que es la organización de periodistas más antigua de México, y la Asociación de Periodistas de China, a la que están afiliados un millón de colegas chinos.
Claro que como estudiante había conocido la historia de este país y, después como profesional, enterado de sus avances a través de medios de comunicación. Es ahora una potencia, con la mira puesta para ocupar el primer lugar en la economía mundial, al tu por tu con los grandes.
Desde el aire, en al avión, vi su gigantesco aeropuerto. Pasar migración, sencillo, siempre y cuando tengas en orden tus documentos. Tienen hasta traductor electrónico que da indicaciones en español.
Y entramos a la China moderna de Xi Jinping, su presidente.
Están en todo, no desatienden nada. Se respira crecimiento. Tienen prisa por crecer y crecer.
La industria automotriz hace investigaciones para que los vehículos puedan circular sin conductor; prioridad la fabricación del transporte eléctrico. China fabrica los trolebuses que han empezado a circular en México.
En la construcción, para el lado que se mire, se levantan edificios hasta de 60 pisos, uno tras otro.
Las calles de esta capital, de más de 20 millones de habitantes, están limpias, sin basura ni chicles pegados al suelo. Tampoco me he encontrado a pedigüeños ni malandros. En ningún momento he sentido temor de perder la cartera o de que me la vayan a quitar.
Veo a la gente tranquila, como que sabe que si le va bien a su país, todos ganan. Están ocupados con su desarrollo, en su trabajo, para garantizar una vida digna, de calidad.
No hay que perder de vista que es una nación de más de mil trescientos millones de habitantes. Es el tamaño del reto que tiene el gobierno de Jinping. Los resultados son los que hablan.
La delegación de periodistas mexicanos ha visitado ya varios sitios que reflejan lo que es China.
Esa foto que vi de niño, de cientos, miles de ciclistas, el congestionamiento del transporte de dos ruedas, es historia, es pasado. Hay ciclistas y también quienes manejan motonetas eléctricas, seguramente muchos más, pero ahora transitan en orden, en sus carriles exclusivos; comparten calles con automóviles, camiones y trolebuses. Autos de diferentes marcas, nuevos o de reciente modelo; la modernidad en pleno.
El centro de exposiciones Zhongguancun, el primer parque de alta tecnología en China, exhibe el avance de la nación asiática, nuevos materiales de construcción, ligeros y resistentes, ecológicos; drones, sensores de largo alcance para Internet, robots y filtros de agua.
Me quedé sin habla cuando vi su imagen y proyección de la tercera dimensión, sin necesidad de apagar luces como se hace en cines; una innovación para usar en la enseñanza, en la educación, para hacerle la vida escolar más divertida a los niños y niñas.
Los adelantos de la tecnología China.
Apenas es el comienzo del recorrido que haremos por el país.
No podía faltar la visita a una comunidad campesina, donde han vencido a la pobreza. Es una de las fórmulas aplicadas para este propósito. He escuchado más de una voz decir que el objetivo es ponerle punto final a la pobreza el año que viene.
La comunidad vive de un invernadero, que combina agricultura y acuacultura; el excremento de los peces es utilizado como fertilizante. Hay variedad de hortalizas. A un lado los estanques de peces, con aspiradores tubulares que llevan las heces marinas hacia las plantas.
Para dar idea de la ganancia que logran estos chinos, su poder adquisitivo les alcanza hasta para comprarse un auto nuevo, lo que explica el congestionamiento que encontramos al llegar a la zona rural.
La comunidad tiene hasta un pequeño hotel, con todos los servicios, rústico, pero cómodo y estético.
Es el avance de la China moderna, tan rápido como su veloz tren bala.

 

Modificado por última vez enMartes, 10 Diciembre 2019 12:57

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de Infórmate Diario.

 

Reportajes

Migrantes y el camino por el "sueño americano"

Por Óscar Vallejo

Tijuana.- Miles de centroamericanos cada año dejan sus hogares y emprenden su viaje en busca...

Incubadora fortalece al talento de la moda para que su idea sea un éxito

Por Lucía Lizárraga Castro. Corresponsal

  Guadalajara, 2 Mar .- Considerando que a Guadalajara se le conoce como “capital de la...

Mismos esquemas y simulación ante contaminación, acusa Redim

Por Erick Galicia Lozano

México.- La respuesta del gobierno para hacer frente al problema de contaminación continúa siendo bajo...

En el amor comprado, ella pone las reglas

Por María del Refugio Gutiérrez

México, 6 Mar .- Como desde hace cinco años, María espera sentada sobre un banco...

Tortura, llanto y desesperación en las cárceles migratorias de México

Por Movimiento Migrante Mesoamericano/The Exodo

México.- “¡Te vas a morir!, ¡firma tu deportación y vuelve a tu país!, era lo...

Convierten a Rosarito, Baja California, en el Hollywood de México

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

Playas de Rosarito, BC.- Desde hace décadas, Playas de Rosarito se convirtió en el destino...

La Habana, medio milenio de magia entre cambios y coyunturas

Por José Gabriel Martínez

México.- La Habana llega este 16 de noviembre al medio mileno sin haber perdido un...

Reseña de una excursión a Xichú, Guanajuato

Por Enrique Carranza

México.- Recorrer los 334 kilómetros que median entre el Valle de México y Xichú (Estado...

Dejar los tacos, uno de los sacrificios de Toño, el Jesús de Iztapalapa

Por Mariángel Calderon

México.- El limón y la salsa picante escurriendo por un taco de pastor es uno...