Viernes, 20 de julio de 2018 | Año XVIII | No: 6443 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez


 

Log in
updated 6:41 PM CDT, Jul 27, 2018
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv

Es un oficio que "no se busca", afirma el encargado de crematorio

México.- Al fondo se abre un zaguán de lámina blanca y se observan dos planchas, en una, un cuerpo espera su turno para entrar al horno crematorio, que a dos mil grados centígrados lo desintegrará y convertirá en poco menos de dos kilos de cenizas.

Gerardo Zavala y Jesús, el encargado y el técnico de hornos en el crematorio de la funeraria Grossman, respectivamente, comentaron que este oficio "no se busca se encuentra por casualidad", muchas veces en los anuncios clasificados dentro de una lista de opciones de empleo.

El contacto diario con la muerte en un principio asusta, "descontrola las emociones, pues ver la muerte tan de cerca y de las formas en las que se presenta no es común, en muchas ocasiones parece sacada de películas de terror o series policiacas", comentó Zavala.

Con la mirada perdida entre la vitrina de urnas, expresó que "antes de entrar por la puerta, la muerte se viste de mil formas para tocar y terminar con la vida. Se acerca con sigilo y toma por sorpresa a unos, a otros les avisa con mucho o poco tiempo de anticipación su llegada".

Y "en un abrir y cerrar de ojos termina con todo, con el calor, los sentimientos, la compañía, el amor, el movimiento, la respiración de una persona", indicó.

En la banqueta de la calle de Dr. Jiménez, una pequeña familia espera la entrega de las cenizas de su madre, y un viento frío que cala hasta los huesos hace más notorio ese sentimiento de dolor que provoca la despedida definitiva del ser querido. 

De pronto, una de las mujeres se abraza a otra y estalla en llanto. Entre sollozos se pregunta con enojo por qué se fue la persona que más queria. "La muerte es egoísta, pero sobre todo muy injusta", dijo.

Este tipo de lugares, cuenta Gerardo, guardan historias de terror, de aparecidos, de ruidos extraños que logran sacar en muchos el miedo a lo desconocido.

Sentado detrás de un escritorio, en donde constantemente voltea hacia una pantalla para vigilar el trabajo que hacen los embalsamadores y el del técnico de hornos crematorios, el hombre de 39 años aseguró que durante los cinco años que lleva en este empleo, "no ha visto ni oído nada".

“Tal vez no siento miedo, porque desde niño mis preferidas eran las películas de terror y todo aquello a lo que la mayoría huye”, anotó.

Recordó que cuando vio el anuncio en el periódico en el que solicitaban un encargado de funeraria, la idea le atrajo mucho, hasta cierto punto “me emociono” y cuando me explicaron de que se trataba, "me gusto mucho más".

"No era un simple trabajo de oficina. Si aceptaba el puesto -en un horario de las 20:00 horas a las 8:00 de la mañana- también tenía que supervisar todos los cuerpos que llegaran. “Las especificaciones de la muerte, y el estado físico de los difuntos”, así como el trabajo de los demás compañeros, expuso.

Ello -dijo- "elevo mi interés y de inmediato acepte", y luego de varios días comenzó a darse cuenta que las notas rojas que alcanzaba a ver en los periódicos las había visto en la funeraria.

Ese cuerpo baleado que aparecía en la portada de un diario del puesto de periódicos cercano a su casa lo habían embalsamado sus compañeros. La historia de ese difunto era muy diferente a la que se alcanzaba a leer debajo de la foto a la que comentaban entre los familiares.

“Aquí, en este negocio la muerte se presenta de varias formas. Llega a través de una bala, de la punta filosa de una navaja, del resultado de un delincuente enloquecido por el alcohol y las drogas que despezada un cuerpo. Esto es triste, pero muy común para nosotros", indicó.

Por su parte Jesús, el técnico de los hornos, aseguró que en la antesala de los hornos de cremación el frío siempre está presente. El hombre de 39 años, señaló que una luz roja en los dos hornos de cremación anuncia que están ocupados.

Asimismo, sostuvo que la demanda de este servicio ha crecido de manera considerable en los últimos años.

Los cuentos de terror, de aparecidos y ruidos sobrenaturales se tejen diariamente aquí. “Varios de los compañeros aseguran que, sobre todo, en las noches se escucha como alguien baja por las escaleras, o se abren los cajones de los escritorios sin razón aparente”.

Pero el trabajo debe continuar. Jesús y Gerardo aseguran que hay días que embalsaman has 36 cuerpos. La cremación implica más tiempo y muchas veces una fila afuera de los hornos.

Destacaron que los precios varían, el paquete más económico está en siete mil 500 pesos y consta de traslado del cuerpo de la dirección en donde falleció a la funeraria, y el servicio de cremación y la urna, así como los trámites legales.

De pronto, dentro del establecimiento se alcanza a percibir un olor extraño. El encargado del negocio asegura que los hornos son herméticos, además cuentan con un sistema de filtros que impiden que el olor a carne quemada salga de enorme aparato.

El encargado de hornos en el crematorio indicó que a los cuerpos que se creman no se les inyecta ninguna sustancia, "no es necesario. La técnica de cremación que se asemeja a un soplete que apunta directamente y a una mínima distancia al cuerpo, es suficiente para este proceso".

“Lo que se crema, explica Gerardo, son únicamente los esqueletos, los huesos, la carne, el agua que contiene se desintegra”.

El embalsamamiento, sostuvo, requiere de varias sustancias que se inyectan en las arterias y que ayudan a que el proceso de descomposición se detenga por horas.

"Dicen que lo único seguro en la vida es la muerte y es cierto, tal vez por eso sean las horas más importantes que quedan marcadas en un papel oficial. La hora en que naces y luego la hora en la que partes de este mundo para siempre", concluyó.

INFOMX/NTX/MRG/TVA

Reportajes

La Guelaguetza, fiesta que se rodea de eventos culturales y gastronómico

Por Mesa de Redacción

México, .- La Guelaguetza es la fiesta que muestra el folklor de Oaxaca, que pone...

Rompope, bebida convertida en estandarte culinario de Mazamitla, Jalisco

Por Norberto Gutiérrez

Por Lucía Lizárraga Castro. Corresponsal Mazamitla, Jal., 23 Jun .- Aunque el estado de Puebla presume...

El arte, una oportunidad de vida para las personas en reclusión

Por Mesa de Redacción

* Presentan muestra del trabajo de 14 artistas en reclusión y seis en libertad que plasman...

Municipio tlaxcalteca, baluarte de preservación del salterio y su música

Por Norberto Gutiérrez

Por Ángeles González Bretón. Corresponsal Atltzayanca.- ¿Hace cuánto que no escucha un vals al estilo de...

Todos tenemos la posibilidad de hacer música

Por aGema Gallegos y Alied Velasco

México.- Cerca de cumplir dos años de su creación, la Orquesta Sinfónica Infantil de Tlalnepantla de...

La pitaya; sustento de un pueblo

Por Alied Velasco y Gema Gallegos

México.- San José Chichihualtepec es una pequeña región del norte de Oaxaca, específicamente en el municipio...

Esqueleto de mamut, atracción en Museo Regional de Nuevo León

Por Plácido Meléndez/Corresponsal

  MONTERREY.- El esqueleto de un mamut de unos 12 mil años de antigüedad y...

“La Pintada”, sitio de dos mil pinturas rupestres inéditas en Sonora

Por Rosa Angélica Fimbres/Corresponsal

HERMOSILLO.- El sitio arqueológico “La Pintada” tiene más de dos mil pinturas rupestres con diferentes...

Danzón dedicado a...

Por Jonatan Trejo

México.- “¡Heeeey familia, danzón dedicado a Pepe el Toro y culta dama que lo acompaña!”...