Lunes, 12 de noviembre de 2018 | Año XVIII | No: 6558 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 4:16 AM CST, Nov 13, 2018
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv
A+ A A-

La Matlachinada, una ‘batalla’ que se gana danzando

* Al ritmo del son, los matlachines destacan sus raíces de pies a cabeza

Por Aura Fuentes

Saltillo,.- Niñxos desde dos años hasta ancianos de más de 100, no importa la edad, participan en las danzas que pasan de generación en generación y forman parte de la Matlachinada, una manifestación religiosa única en el país.

Decenas de grupos provenientes de municipios de Coahuila, principalmente de Saltillo, lucen trajes multicolores ante cientos de asistentes que, en el marco de la fundación de la ciudad, cada año se dan cita en la iglesia del Cristo de Ojo de Agua para desfilar rumbo a la Plaza de Armas.

La familia de Juan Antonio Vargas Rodríguez, cuyos integrantes pertenecen a la Danza Tlaxcalteca de la Sagrada Familia, es un ejemplo de ello, ya que en la última edición del desfile fueron los participantes que cerraron.

Mientras esperaban su turno, compartieron a Notimex las características de su danza.

“Esta Matlachinada se hace año con año con el festejo de la ciudad de Saltillo, son alrededor de 90 a 120 danzas que participan en esta festividad, vienen distintas danzas de municipios cercanos como Piedras Negras, Acuña, Muzquiz, San Pedro y Parras”, mencionó.

Cada elemento de la vestimenta lleva algo simbólico, como el penacho, conformado por plumas de aves diversas y llamativas; la nahuilla (tipo taparrabo), que representa los bailes multicolores; y el arco, que en la antigüedad era usado por los indios tlaxcaltecas para cazar.

“Nosotros iniciamos en 1986 con una tradición que va de generación tras generación familiar. Esta es la cuarta que llevamos nosotros, ya pasaron tíos, primos, hermanos, nietos y sobrinos”, narró Juan Antonio, mientras sostenía su tambor.

En sus trajes los matlachines llevan colgadas unas tiras con carrizos y con estambres para que sean más coloridas y escénicamente más vistosas sus danzas, contó el director del Instituto Municipal de Cultura, Iván Márquez.

“Usan unas calcetas de colores, un chaleco, una camisa de color vistoso y algo de lo más característico y valorado por la gente es la corona o penacho, el cual varía, ya que puede ser tipo cresta (como el de las gallinas), tipo resplandor o tipo comal (planchado con las plumas de lado)”, detalló.

Sin embargo los huaraches de lámina es un elemento que lo diferencia de los danzantes del centro del país que, según indica Juan Antonio, son los tradicionales que se ocupan para el sonido que acompaña los distintos bailes (labrados en madera y unidos con hilos), así como las sonajas y el tambor, mientras que en menor escala se usa el violín.

Ls bailes son sones populares que la misma gente va sacando e inventando, lo que validó el titular de Cultura de Saltillo, quien comentó que algunos han incurrido en el uso del acordeón, lo que es permitido mientras se sigan tratando de sones.

“Se componen de tres pasos: uno sencillo, uno doble y uno triple, vienen por nombre, por ejemplo, el mexicano, el indio, el consentido, la maquinita, el zoquetal y los pavos”, abundó el danzante.

También indicó que en el vaivén del inicio van dos capitanes, uno adelante y uno atrás, quienes mueven al grupo. Al respecto Iván Márquez consideró que es como una danza militar porque van en dos líneas; además, destacó que uno de los capitanes es el conocido como “el viejo de la danza”.

“Puede estar representado como travesti, luchador o personaje de la política o de película de terror. Su función es espantar a la gente para que no vea a los danzantes porque van caminando a un ser divino, y es como el diablo y la maldad, te distrae y te hace reír para que no pongas atención en lo otro”, dijo.

En el caso de la familia Vargas Rodríguez, que como el resto de los grupos de danzantes porta un estandarte con la imagen del santo al que dedican sus pasos, se trata de un grupo mixto conformado por mujeres, niños y hombres, aunque Juan Antonio reconoció que hay danzas en las que sólo participan hombres.

“La danza a la cual pertenecemos nosotros es Danza Tlaxcalteca de la Sagrada Familia, es originaria de los fundadores de la Iglesia del Cristo del Ojo Agua, a donde llegaron los primeros tlaxcaltecas trayendo consigo la cultura de la ciudad”, explicó.

Iván Márquez recapituló que las danzas mexicanas provienen de lo prehispánico, pero hay una derivación que se hizo por todo el altiplano mexicano, salieron del centro de la República y se esparcieron por todo el país y aunque su raíz era la misma, las miles de danzas se practicaban de forma distinta.

“Luego llega la colonización y cuando se consuma en 1521 ya los sacerdotes habían erradicado muchas de las danzas y quisieron quitar los dioses prehispánicos para poner los católicos. En un momento los conquistadores vieron que era imposible la comunicación”, platicó.

Lo anterior, aunado a que, pese a prohibírselos, seguían danzando y haciendo sus representaciones teatrales multitudinarias en las que participaban unas tres mil personas; los jesuitas y otras órdenes religiosas optaron por usar las pastorelas y las propias danzas para lograr una mejor interacción.

“Pero todavía no aceptaban que lo indígena entrara a lo católico, los hacían danzar afuera de la iglesia, lo llamaban ellos capillas abiertas.

"Pasa el tiempo y la tradición mexicana le gana a la religión católica, es cuando los sacerdotes permiten que la danza entre al atrio, entonces también es el triunfo de la cultura mexicana anteponiéndose a la conquista española”, externó.

 

 

INFOMX/NTX/AFG/IAM

Reportajes

Nadar con tiburones, una experiencia para superar mitos y realidades

Por Erick Galicia Lozano. Enviado

Isla Guadalupe, BC., 10 Nov (Notimex).- De las reservas consolidadas en territorio mexicano, Isla Guadalupe...

Chepe, el último tren de pasajeros en México

Por Arturo Monroy Hildegarde, enviado

Chihuahua.- Sonando su clásico silbato y emitiendo una intensa columna de humo, el tren Chihuahua-Pacífico...

Unción y fiesta en el ritual de los muertos en Janitzio

Por Francisco J. Siller. Enviado

    JANITZIO.- La isla pareció cobrar vida ante la muerte. Ya entrada la noche, el olor...

Manos que dan vida y creatividad a las Charamuscas

Por Alejandra Rodríguez, enviada

Guanajuato, 1 Nov .- Su color dorado y sus curvas cristalinas decoradas con sombrero y...

Hoteles embrujados, una opción para disfrutar misteriosas leyendas

Por Mesa de Redacción

México, 28 Oct .- Miedo y misterio caracterizan las festividades relacionadas con el Día de...

Regina, un breve remanso de paz en el centro de la ciudad

Por Angélica Guerrero

México.- Dentro de la agitada y estresante movilidad en el centro de la Ciudad de...

Munto Patitas deja huella en el rescate de perros maltratados y abandonados

Por Mesa de Redacción

Huehuetoca.-Max, un perro mestizo tipo labrador de un año y medio de edad, fue víctima...

Mole de caderas es producto del mestizaje en México y único en AL

Por Mesa de Redacción

Por Ángeles González Bretón. Corresponsal Puebla.- El origen del Huaxmole, su cambio al mole de caderas...

Chinampayolo, un proyecto ejemplar para rescatar a Xochimilco

Por Erika Galicia

México.- Silencioso y sereno, el mítico ajolote mexicano nada entre los canales recuperados de Xochimilco...