Infórmate Diario

 

Sábado, 20 de julio de 2019 | Año XIX | No: 6808 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
updated 7:55 PM CDT, Jul 21, 2019
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv

INFANCIA ES DESTINO: MARÍA VÁZQUEZ VALDEZ

  • Escrito por Mesa de Redacción
  • Publicado en Estilo

Popularmente se dice que infancia es destino, y también se puede dar el caso en la literatura. Desde los primeros años de vida se puede recibir en el seno familiar el amor por la palabra, por la literatura. Con el paso de los años este amor se puede alimentar o no. En el primer caso, suele derivar en la emoción por la lectura o en la sensación del salto al vacío que da la escritura. En muchos casos, en ambas cosas.

Lo que es cierto es que una vez adquirida esta inclinación por la palabra escrita es difícil sacudírsela.

Un caso así es el de María Vázquez Valdez, escritora, poeta y editora que cuenta ya con una decena de libros, y tiene en camino uno más. Además, es fotógrafa e impulsora de proyectos culturales, principalmente revistas y empresas editoriales dedicadas a las artes.

Al cerrar la primera novela que acababa de leer, “El llamado de la selva”, de Jack London, la sensación fue que “un universo se había completado en mí”, recuerda para Litoral la poeta. Tenía cinco años de edad, pero antes, a los dos, su padre, el ingeniero en minas Marcos Vázquez Arteaga, quien realizó estudios en el reconocido Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) le había enseñado a leer mediante un método que desarrolló a partir de un libro, y que consistía en el aprendizaje de palabras que estaban relacionadas con imágenes de objetos. Desbordó paciencia y amor.

Sin duda, fue una manera placentera de relacionarse con las letras que, sin duda, influyó para que a los 10 años escribiera su primer poema, fruto de la lectura y adaptaciones para representaciones caseras de obras de William Shakespeare, y que sus materias favoritas en el bachillerato, que estudia en Durango, fueran las que recibió de una literata y de un filósofo. Es en esa etapa que leyó a Tolstoi, Dostoyevsky o a Nietzsche.

Pero también habría de influir para que buscara estudiar Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, aunque terminó por hacerlo en Periodismo y Comunicación, y sin duda para su posterior labor de correctora de estilo, editora y promotora de proyectos como las revistas dedicadas a las artes “Universidades”, de la Unión de Universidades de América Latina, “Alforja” y “Arcilla Roja”, las dos últimas fuertemente inclinadas a la poesía.

Con ese trabajo, añade, alimentó sus conocimientos sobre las artes visuales y de la lectura de múltiples escritores, consagrados, formando trayectoria o quienes la inician, cuyos trabajos pasaban por sus manos. Sumados sus estudios en diseño y producción editorial y en crítica literaria, su amor por las letras derivó, pues, en desplegar su propia voz poética.

A ella han contribuido todas las lecturas que ha hecho, todos los autores, aclara, si bien hay ciertas voces que pueden tener mayor peso, como Francisco de Quevedo (1580-1645), Sor Juana Inés de la Cruz (1648-1695), León Felipe (1884-1968) y más recientes las mexicanas Isabel Frayre (1934-2015), Elsa Cross (1946) y Mónica Mansour (1946), así como las estadounidenses Margaret Randall (1936), Sharon Olds (1942) y Anne Waldman (1945).

Otra fuente de la que abreva su poesía son los viajes, a la India, Perú, Marruecos, Estados Unidos, Colombia, Chile, Tanzania, Palestina, Jordania, algunos lugares de Europa y, por supuesto, México.

María Vázquez, quien ha recibido diversas becas para su trabajo editorial y poético, ha publicado una decena de libros, la mayoría de poesía, pero también de ensayo o de entrevista. El más reciente es “Kawsay”, fruto de una experiencia introspectiva en la selva amazónica de Perú. El volumen fue publicado originalmente en 2016, únicamente en español, pero una nueva edición apareció en 2018, bilingüe español-inglés, a cargo de una editorial neoyorquina.

Su poesía es etérea, no nombra los objetos, no los describe; no es textual ni literal; las imágenes revolotean sobre el papel; saltan de un espacio a otro, de una línea a la siguiente, y el lector debe estar presto a atraparlas para armar lo que la poeta le quiere transmitir. Eso sí, debe respetar los silencios, los blancos, tanto como las voces y los espacios escritos. Su voz es telúrica y bebe y hace beber de la savia de la naturaleza.

Por ello, la forma, estructura que toman, es importante, libre, no bajo las normas de la poesía clásica. Es una forma de darle una pauta, un ritmo visual y en la lectura, función que antes cumplía totalmente la puntuación.

INFOMX/NTX/RML/LIT19

Reportajes

El dinero no alcanza, todo está muy caro

Por Teresa Velasco Ambrosio

México.- Las nubes obscuras presagian una fuerte lluvia por esta zona del oriente de la...

Caribe mexicano: paraíso de sargazo

Por Manuel Ortiz Escámez

Playa del Carmen. — Es sábado al mediodía. En algunas de las principales playas del...

¿Salario mínimo?, ¿qué es eso..? Lucha por sobrevivir en la Ciudad de México

Por María del Refugio Gutiérrez

México.- De su monedero desgastado por el uso, doña Gloria saca unas monedas para pagar...

Tierra rica en atractivos, eso es Yucatán

Por Alejandra Pérez Bernal. Enviada

Estado que ofrece a los visitantes experiencias singulares MÉRIDA.- Con magníficos sitios arqueológicos, históricas ciudades virreinales...

Coyotes, extorsiones y muertes por acuerdo migratorio México-EUA

Por Janetzin Rodríguez-THE EXODO

México.- El acuerdo migratorio entre los gobiernos de México y Estados Unidos, en menos de un...

Recorta Conade becas, pero contrata a 250 personas

Por Hugo Gutiérrez de León

México.- Mientras Ana Guevara, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade)...

Opacan gastos de viajes de los atletas en la Conade

Por Hugo Gutiérrez de León

México.- En los reportes de los contratos ingresados a CompraNet durante 2019 no existen datos...

Tapachula es el trampolín para los haitianos

Por Gerardo Avendaño

*Los migrantes caribeños, antes de llegar a Estados Unidos o Canadá, recorren más de 14...

Tortura, llanto y desesperación en las cárceles migratorias de México

Por Movimiento Migrante Mesoamericano/The Exodo

México.- “¡Te vas a morir!, ¡firma tu deportación y vuelve a tu país!, era lo...