Martes, 11 de agosto de 2020 | Año XX | No: 7195 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

 Fallecimientos: 50,517  Contagios: 462,690  Activos: 48,861  Nuevos: 6,590
Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

Crónicas de la Radio: Darío Parga, “la trova sigue viva y el canto rebasando los límites de las fronteras”

México, 04 mayo.-  radio eduEn un manto de colaboración de puertas a las que tocando se abrieron, reseñaremos algunas de las conversaciones que a través de Radio Educación, hemos tenido la enorme oportunidad de ir descubriendo.  Voces que suenan, pero que tal vez pocos escuchan. EL 27 de febrero, el trovador, poeta, rockero, blusero y multicolorido cantautor Darío Parga conversó en Pueblo de Patinetas. Programa que se trasmite por Radio Educación y es  conducido por el maestro: Rafael Catana. En dicha entrevista, el músico llegaba con su más reciente material: “Fronteras P. M y otros límites”, editado por Pentagrama. Obra autogestiva. Procesos en los que muchos artistas genuinos se sumergen, o recurren; ya como una rebelión contra amarras que les imponen disqueras nacionales o trasnacionales, o bien, dados los complicados y caros procesos para grabar un disco.

La manera en que Darío Parga selecciona sus canciones, es a partir de una compleja disposición de material que ya ha elaborado. Tras escoger entre esas composiciones; escoge aquellas que logran despejar al “común denominador”  que entrelace la secuencia en que irán  encajando  las piezas del rompecabezas letrístico y musical. Su producción  abarca ya cuatro álbumes completos: “La Ausencia del Mar”,  “Realmente un juego” (un espacio lúdico para el “ego”)  “Paisaje de disforia” (obra que fue planteada para una obra de teatro, por lo que la elaboración escapó a sus decisiones) y finalmente, este 4º disco en estudio “Fronteras P. M. y otros Límites” 

Fronteras P. M. y otros Límites  es un álbum que nace casi de manera instantánea. Su autor, comenzó por tratar de responder a incógnitas propias de nuestra naturaleza humana “¿qué fue nuestra infancia? Dios ¿existe?” Dichas fronteras lo conducen por los recovecos del pensamiento; del tiempo y su relativo espacio. Recorridos a través de los límites de: Dios, las fronteras del silencio, del miedo, del amor. (Este disco cuenta  con 12 pistas). Es en estas “Fronteras del amor”, donde sus ideas ya fluían aceleradamente y sin obstáculos. Cada rola contiene sus anécdotas. Por ejemplo, para la canción “Fronteras y otros límites de Dios”. Darío nos revela que se vio influenciado por la película de Martin Escorsese “La última tentación de Cristo”. “¿Qué hubiera pasado si Jesús se hubiera bajado de la cruz?” Al sacar un balance, se planteó el tema como algo que ocurre cotidianamente entre nosotros. Darío Parga 02

Para las fronteras “Del Silencio”, la obra en sí, ya constituía un reto. Por lo que decidió abordarla desde diferentes perspectivas “el silencio como algo positivo, como algo hermoso, como un lenguaje bello que ocurre en el amor, y lo terrible que también puede a llegar a ser el silencio mismo”. Tampoco soslaya el silencio propiciado por el temor, o el silencio desde el poder y sus terribles consecuencias; un silencio que obliga a callar cuando no se está de acuerdo con lo que se ve (en la vida política y/o social). El silencio del “absurdo, acto que le ocurre a los creativos cotidianamente”. Señala el poeta-cantautor.

Pero ¿cómo irle dando sentido al silencio? Su autor nos confiesa: “Ésta noción de las fronteras, las alimento conversando con diferentes amigos y planteándoles la pregunta “¿Qué son las fronteras para ti?” Ante esta pesquisa, Parga logró una respuesta interesante “la frontera soy yo”. Le confiaba un gran amigo. Sin embargo, Para el pensador de las fronteras,  considera que no hay una canción que hable específicamente de ésta circunstancia de momento.

¿Cuán difícil fue contar con tan reputados músicos?

Ya sobre la línea de las amistades y colaboradores, a Darío le cuesta trabajo definir la frontera entre “Yo no sé  si los respeto porque los quiero, o los quiero porque los respeto”. Y es que la calidad de voces que se suman a esta cuarta producción, son de un gran calado. Aquí podemos encontrar las participaciones de David Haro, Rafa Mendoza, Francisco Barrios El Mastuerzo, Martha Moreleon y Juan Pablo Villa.

Para él,  “El trabajo que realizó con ellos; está dotado de una profunda admiración que albergo por estos grandes amigos. Es un ejercicio de egocentrismo. No es para inflar el disco, o magnificarlo, sino la forma en la que me  escuchó  a través de otros. Es como si tratara de medir mis palabras en las voces de otros”.

Francisco Barrios, mundialmente conocido como “El Mastuerzo”, es una de las voces con las que ya ha grabado,  desde la segunda producción “Realmente un Juego”. Darío encuentra en el  timbre de la voz de su gran amigo, el campo propicio para  ejercitar el alter ego. Una suerte de diálogo a voces que coinciden  en pensamientos y estrategias del juego musical. En el mundo de los cantautores, las voces lo son todo. La palabra busca su elocuencia y un destino, un objetivo. Darle forma a las ideas. Satisfecho y con la certeza de que a  cada disco que haga Darío Parga;  éste desea contar con el apoyo y/o colaboración de Francisco Barrios. Y es que en el extenso rango vocal, Darío confiesa tener un gusto por aquellas voces (tanto vocales como físicas), que sean más preponderantes, o cómo el las llama “Más recias”.

Cal y Canto, la escuela de formación musical.

(Darío proviene de una familia de bohemios, artistas que conforman “Cal y Canto” la hermandad Parga: José Antonio Parga, Julio Parga XI, Jorge y el mismo Darío)

Darío le confiesa a Rafael Catana, (conductor de Pueblo de Patinetas) que su iniciación en la música, frente a lo que hacían sus hermanos lo lleva hasta los festivales su de infancia, en la escuela. Para él, allí ya fijaba sus posturas. Posiciones reales de que para él, “la música tenía que ser algo serio”. Contaba con 14 años cuando se integra a Cal y Canto. Las influencias que han contribuido a éste proyecto nacen desde sus contactos familiares y amigos que visitaban su casa, entre ellos: David Zorai, Gabino Palomares, Álvaro Castillo (compositor de un grupo de SLP llamado “La Fuga”). Dichas influencias, eran voces con las que se  iban relacionando, y alimentando a través de los discos que se escuchaban en casa. Se convertía en una relación “seria” con Gabino Palomares, Silvio Rodríguez, Oscar Chávez entre muchos otros.

¿Cómo recuerdas esas aproximaciones a la trova?

“Muchas de las canciones de los trovadores, cuando las escuchaba, no entendía bien a bien qué era lo que decían. Para mí eran cosas que ocurrían y estaban pasando, pero lo que me costaba trabajo era; incorporarlas a mi entorno inmediato. A tal punto que me ¡pase años y años cambiándoles la letra a muchas de esas canciones! En esta idea de contar con una idea propia de las cosas” En su notorio espíritu de sencillez y humildad, apunta  nunca pensó en ser “superior” a Silvio Rodríguez; o esa gama de trovadores que tomaban la escena de los 60 a 70 del siglo pasado….

¿Cómo descubres esa veta en la composición o escritura?

 "Mis inicios en la escritura nacen de esos ejercicios de cambiarles la letra a las canciones, para cuando me di cuenta, ya estaba yo escribiendo”. Estos procesos dieron pie a que José Antonio se acercara a su hermano menor para proponerle hacer un disco en mutua colaboración. Jorge Parga, el hermano mayor, había ya creado el concepto para Cal y Canto, para cuando se integra Darío, el concepto cambia, o dicho de un mejor modo, renueva el espíritu de la agrupación.

El disco nace en 1998. Para ese entonces, el repertorio de Darío ya daba para un centenar de canciones. No obstante, su estilo no se basa en la búsqueda de “encontrar el hilo negro”, de  estar revisando la misma canción. Para él, es el dinamismo, continuar moviéndose hasta la siguiente canción. Siempre pensando que para él, la canción es en sí “un ejercicio”. Acto con el que sigue y se ve reflejado en sus obras autorales. De ese gran árbol de canciones, suele entrar y buscar fragmentos, “retomar un pedazo de aquí y de allá” para construir nuevas ramas de emociones que se ven a lo largo de sus canciones.

¿Cómo encuentras tu propia voz para distanciarte de tus influencias?

“Seguramente me fusile a Silvio en muchas canciones. Pero había ocasiones que me decían “se oye la voz de Silvio en ti”. Sin embargo, el lenguaje no podía ser el mismo, por formación, circunstancias de vida, el entorno etc. Lo que sí te puedo asegurar, es que es un ejercicio honesto de mis canciones. Ninguna tiene que ver con Silvio u otro cantautor. Pero sí me gusta la idea de tratar de resolver, desde chavito, los laberintos intrincados del lenguaje. Pero no hay una marca en mí que te diga que antes escribía de una manera y hoy de otra. Lo cual me permite a mí escoger de ese ‘acervo’ canciones o ideas, letras que puedo incorporar ahora sin que se note alguna diferencia”.

¿Te consideras un “Hágalo usted mismo?

Yo me hice músico en casa, finalmente ¡nuca estudie música! Mi hermano estaba allí, siempre me hablaban de armonías. José Antonio, siempre me hablaba de las estructuras de las canciones. Entonces; mi casa fue más una suerte de taller donde me he formado. Pero ya con el tiempo, vas conociendo a compositores de trayectoria, de palabra firme, con proyectos de búsqueda interesantes, ahí es donde se abre un proyecto de puertas que se abren para cruzarse

¿Hay una diferencia en SLP de tocar allá a tocar en la CDMX?

Claro, de hecho me pasó factura. En un momento me llegó esa duda “¿por qué no estás en el DF? ¿Qué es lo que te falta para estar en el DF? ¿Te faltó valor, calidad?”  Qué es lo que pasa con estas cosas. San Luis Potosí es una ciudad compleja, pero para el potosino; y lo es también, para el visitante. La idea que se tiene de la gente de allá, es que es una gente algo “recia”. Y yo creo que eso te dice algo, uno siempre habla en la manera en que te forma el entorno… Entonces ¿qué me dio San Luis? Volvemos a lo: “aspiracional”. Yo nunca quise ser el “mejor compositor” de San Luis, te lo comento no como soberbia, tal vez con cierto grado de ingenuidad.

¿Qué papel sientes jugar dentro de una sociedad como es SLP?

Trato de identificar al compositor que soy, pero no me había percatado antes de esto. Es algo que hasta ahora me doy cuenta, de saber quién es ese compositor a través del tiempo, de que he estado ahí… De haber aguantado, de haber resistido… Por variadas razones no vine a parar a la CDMX. Tal vez esa parte de compositor y crecimiento que pude haber tenido, esa madurez que en determinado caso haya yo logrado; se la debo yo a esa anuencia de haber estado yo acá… Sí me ha cobrado de algún modo factura el que no me haya venido a la CDMX. Tanto para los de allá, como los de acá, como que los dos, todos quieren su parte de explicación de qué fue lo que pasó.

Pero alguna marca debe dejarte tu propia ciudad…

Sí, aunque debo reconocer que la ciudad de San Luis me ha abierto los ojos para ver ciertas cosas que de otro modo no habría visto. Yo creo que esto me ha ayudado a elaborar o a dimensionar de algún modo la estructura de la canción… Y no me refiero a la mía, sino a la canción en general. “Cuál es el objeto de la canción, cuál es el objetivo de hacer esto…”

¿Cómo ves a la canción y a su voz en español?

Chico Buarque (poeta, músico y escritor brasileño), decía con respecto a la canción, palabras más palabras menos: “que él pensaba que la canción estaba llegando como a un final”, y pensé, “bueno, tiene razón”, no lo dice cualquier persona. Pero ahora yo distingo que no es así. Que la canción mexicana… Primero, siempre ha tenido una identidad, pero de una canción en general, de una identidad que se gesta aquí, vamos, hay quienes quieren sonar como cubanos, o como Sabina. Pero gracias a que me he quedado en San Luis me ha dado una voz propia; pero que es allí donde se ha fortalecido.

¿Cómo das con Martha Moreleon?

Resulta que a San Luis llegaron a radicar dos mujeres. Una pintora, Sofía Kyriakaki, y la otra; una investigadora del arte Elena Fazaki. Ellas llegan a vivir con sus maridos mexicanos, uno potosino y otro del norte. Ellas tienen una relación muy estrecha con Adela Fernández, hija de Emilio el Indio Fernández. Por otro lado, las hermanas de Martha, una de ellas es estudiosa del lenguaje helénico y  egresada de la UNAM. Esos nexos los unen, además son amigos del papá de Martha; y el papá de ella está viviendo en San Luis Potosí.

Cuando se comienzan a gestar las actividades del Centro Estatal de las Artes pero de allá, de San Luis Potosí, ubicada en lo que fue una antigua penitenciaría, llegan nuestras amigas griegas a montar una exposición que se llamó “Dos océanos un mar”. Allí me invitan a cantar, porque hay una mexicana cuasi potosina en Atenas, Grecia, y  que es nada más y nada menos que Martha Moreleon. Allí nos encontramos, no nos conocimos en Grecia, sino acá en San Luis Potosí… Y es algo que casi siempre me pasa. A toda la gente que conozco, casi siempre la conozco en SLP, y ya después nos vimos en Grecia. Fui a cantar para una serie de exposiciones. Hago una pequeña gira en diversos centros culturales, lo cual despierta entre nosotros una gran amistad.

Darío Parga es una voz a contracorriente, pertenece a esos músicos en resistencia que aún elaboran canciones basándose en la poesía, en la mirada sencilla de lugares apacibles aún, dentro de lo que cabe. Rafael Catana le advierte  “Esta plática nunca la vamos a terminar, te lo advierto de una vez”.

Como dos ajedrecistas que quedan tablas, se estrechan la mano, se levantan de la mesa, se apagan las luces y se retiran en una noche sesgadamente lluviosa. El público que les acompaña, bebe los últimos sorbos de una buena charla. Al llegar a la puerta, la caminera ya surte sus efectos, las luces de la avenida general las sombras de una caminata donde cada quien… ¡A su cantón!

* Tras la reciente pérdida física del Caifan mayor, Óscar Chávez, le mandamos un cordial y solidario apoyo a sus familiares. Descanse en paz Óscar Chávez Fernández. 

Modificado por última vez enSábado, 02 Mayo 2020 21:53
Enrique López Moreno

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Reportajes

Incubadora fortalece al talento de la moda para que su idea sea un éxito

Por Lucía Lizárraga Castro. Corresponsal

  Guadalajara, 2 Mar .- Considerando que a Guadalajara se le conoce como “capital de la...

Tierra rica en atractivos, eso es Yucatán

Por Alejandra Pérez Bernal. Enviada

Estado que ofrece a los visitantes experiencias singulares MÉRIDA.- Con magníficos sitios arqueológicos, históricas ciudades virreinales...

Donald Trump y su "negociación" de 512 días

Por Alejandro Salas

México.- Fiel a la estrategia que le ha redituado rentabilidad en su país -y críticos...

Masacres, el sello de Los Zetas

Por Mesa de Redacción

Satillo.- La guerra entre carteles de la droga, así como el cobro de piso, han...

Opacan gastos de viajes de los atletas en la Conade

Por Hugo Gutiérrez de León

México.- En los reportes de los contratos ingresados a CompraNet durante 2019 no existen datos...

Islas Marías, de una prisión a un centro para el aprendizaje

Por Angélica Guerrero. Enviada

  Islas Marías.- El ciclo de vida como Centro Penitenciario terminó en Islas Marías y ahora...

Sin despegar aeropuerto de Toluca, pese a incentivos para aerolíneas

Por Mesa de Redacción

México,.- Aun cuando las líneas aéreas que operan cuentan con incentivos, el Aeropuerto Internacional de...

Incendio en guardería ABC es la mayor tragedia infantil de México

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

Hermosillo.- En la historia moderna de México, no existe tragedia infantil más grande que el...

El mariachi, referente de la música tradicional mexicana

Por Norberto Gutiérrez

México.- Escuchar el inconfundible y rítmico rasgueo de la vihuela, la guitarra, el guitarrón, y...