Logo
Imprimir esta página

Al pie del Templo Mayor

*La obra en dos tomos coordinada por Leonardo López Luján, de El Colegio Nacional, y Ximena Chávez Balderas, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, reúne estudios en honor a Eduardo Matos Moctezuma, el arqueólogo por antonomasia de México

Por Juan Carlos Castellanos C.

México, 27 de noviembre .— El arqueólogo y antropólogo Eduardo Matos Moctezuma (Ciudad de México, 11 de diciembre de 1940) aseveró que “numerosas piezas halladas durante diversas excavaciones son interesantes y muy bellas, pero su mayor valor radica en la información que proporcionan”.

      Durante la presentación de la obra Al pie del Templo Mayor de Tenochtitlan: Estudios en honor a Eduardo Matos Moctezuma”, este día en El Colegio Nacional, dejó ver que “nunca antes habíamos tenido tal cúmulo de información sobre una sociedad específica, la mexica tenochca, como en estos dos tomos”.

      Recordó haber comenzado el Proyecto Templo Mayor a los 37 años de edad. "Durante un poco más de cuatro décadas he visto pasar a muchos académicos, estudiantes, científicos y a nuestros colaboradores a quienes destaco, pues llevan adelante las excavaciones; son arqueólogos en potencia".

      En el acto, la especialista María Barajas, experta del Departamento de Restauración del Museo del Templo Mayor MTM-Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), subrayó que el Proyecto Templo Mayor marcó un parteaguas en su disciplina: la restauración.

      "El trabajo conjunto de arqueólogos y restauradores ha permitido que se conserven los objetos y los hallazgos de forma preventiva. Es decir, desde el momento del hallazgo, los restauradores —de la mano de los arqueólogos— llevan a cabo labores de control cuando esos objetos se encuentran in sutu".

      Añadió que con la experiencia de los años que suma en estas actividades, de manera paralela se discute para tomar decisiones conjuntas sobre las mejores formas de levantar esos objetos y cómo poder llevarlos al laboratorio de campo, donde se realizan las tareas de estabilización directa.

 

Un proyecto que conjuga diversas disciplinas

Durante la presentación editorial se precisó que la obra reúne trabajos dedicados a los descubrimientos recientes relativos a la vida ritual de Tenochtitlan, en áreas como arqueología, arqueobotánica, geofísica, arqueozoología, bioarqueología, arqueomagnetismo, ciencia de materiales, conservación, iconografía e historia.

      Se subrayó que en la obra coordinada por Leonardo López Luján y Ximena Chávez Balderas, participan más de 50 especialistas del Proyecto Templo Mayor, del Programa de Arqueología Urbana (PAU) y de otras dependencias del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

      "Los lineamientos del PAU son la investigación, la protección del patrimonio y la difusión de estos vestigios dentro del espacio que comprende el recinto sagrado de Tenochtitlán", refirió en su oportunidad Raúl Barrera Rodríguez, arqueólogo responsable del PAU, programa que labora en el Museo del Templo Mayor.

      A su vez, Manuel Gándara, profesor del Posgrado de Museología de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM) del INAH, indicó que este libro pasará a la historia al integrar la interdisciplina y hacerla realidad. "En especial, un tipo de interdisciplina que en mi opinión debería ser norma: el que se dio con la restauración".

      Estimó difícil justificar hoy en día excavar sin tener a un restaurador o restauradora cerca. "Y hablo de tenerlo codo con codo, no como subordinado, ayudándonos a reconocer condiciones que pondrían en peligro el material excavado, aplicando las técnicas de microexcavación que emplean".

      No obstante, para Leonardo López Luján, quienes trabajan en el Templo Mayor de Tenochtitlan tienen que enfrentar de manera cotidiana y desde prácticamente siempre un obstáculo gigantesco: la Ciudad de México. "Excavamos, no donde queremos, sino donde podemos", acotó.

/JCC/AGO/MBS
Derechos Reservados 2020
El contenido informativo de informate.com.mx puede ser reproducido siempre y cuando se incluya un enlace al artículo original.