Lunes, 30 de marzo de 2020 | Año XX | No: 7062 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

Al grito de “Todos Somos El Clan”, el pasado 20 de julio, la fiesta gótica nacional celebró 25 años de cantar las letras del disco Sin Sentir

México, 23 julio.- En lo que fue este magno concierto, tras el relanzamiento del disco de vinilo de Sin Sentir, El Clan deslumbro a un público que los ha seguido desde hace 25 años. La crónica de su gran celebración.

El Clan celebra su aniversario 25 años de Sin Sentir en el Teatro Esperanza Iris

La tarde del sábado 20, era la fecha a consumar. Una hermosa y fresca tarde en el centro. Saliendo del metro Allende, caminaba por la calle de República de Chile para entrar hacia Donceles. De lejos, el imponente Teatro Esperanza Iris, lucía sus enormes faroles ya encendidos, una ambulancia se hacía presente ante cualquier eventualidad. En la inmensa herrería de los portones, las almas góticas lucían sus mejores atuendos y un barullo le daba vida al vestíbulo de estilo neoclásico. El magnífico recinto, considerado como Patrimonio de la Humanidad ante la UNESCO, es de los pocos espacios en donde aún se puede disfrutar de disimiles propuestas culturales, desde el teatro mismo, hasta los actuales conciertos musicales. Es además, un ala alterna donde el rock nacional tiene cabida y se le puede admirar también como un bien cultural, que no requiere de la solemnidad que se observa en Bellas Artes.

Los corredores en mármol forman una media luna, los asientos en un rojo sangre aterciopelado forman parte de la “luneta” en el primer piso. A los costados, las plateas, y a lo largo del abanico, sus amplias galeras. Para este magno evento, las bandas teloneras: WitchCo y Cyteres, eran las encargadas de ir abriendo el apetito. En una presentación de aproximadamente de 30 minutos para cada una de ellas, el recinto se iba llenando de poco en poco.

WitchCo, presentó su rock de estilo “noise” inglés. La bella voz de Karen Ceja fue la encargada de ir destapando las tumbas de las apesadumbradas almas negras de su letargo. Ese  conglomerado de espíritus góticos de antaño, con un carácter más crítico, iba descubriendo que estas “nuevas propuestas”, en realidad  son sonoridades ya probadas, pero revitalizadas y bien ejecutadas, acto que tras culminar, invoco las palmas del respetable.

Llegó el tiempo de Cyteres, banda que encajó más en la temática del gótico. Su presentación se vio acompañada por luces de neón que iluminaban tenuemente la figura de la vocalista, Laura Castro. Con un look que nos hacía repensar en las Pin Ups de los años 50, pero con un toque dark luminoso. La agrupación emocionó y dejó un precedente que nos ubica “en dónde está parado este nuevo estilo gótico del siglo XXI”.

Pasaban ya unos breves minutos de las 20:00 horas y el telón que había caído hace unos minutos, se volvía elevar. Una pantalla se encendía y el contrapunteo de una guitarra que es capaz de colapsar el pecho, obligándonos a expulsar el último aliento contenido, se acompañaba por el latir del bombo de la batería. Por fin y tras 25 años de espera, los allí reunidos, pudimos ver por vez primera el video de Sin Sentir. El video inicia con una silla antigua de estilo art déco, la cual es iluminada desde las alturas. Ella guarda un libro abierto del cual emergen ciertos vapores secretos, de los que se desprenderá la narración a través de  los rostros de Gustavo, Jaime, Omar, Gerardo y Germán, integrantes de la banda.

La narrativa es muy sencilla, filmado en sepia con fondo negro, las tomas sobrepuestas y de larga exposición, intentan acercarnos al mundo de la locura, la muerte y la ausencia del dolor. Tal vez, el video sea algo flojo para una canción tan esperada. Para algunos fue un tanto decepcionante, pero al menos ya tenemos la historia visual que le da continuidad a un proceso que por la década de los 90, quedaba parcialmente trunco.

El escenario lucía su negritud pulsante y ansiosa, pendiente de que algo ocurriera. La breve luz que escapaba de alguna de las luminarias; señalaba las sombras humanas que se refugiaban en ese tradicional y ensordecedor silencio, previo a la lúgubre noche. De pronto; ésta se fracturaba ante las tímidas notas que emergían desde las profundidades a ese negro espacio. 20:11 horas, y el teclado daba sus primeros pasos del conjuro. El bajo, instrumento que marca el tono por el que se encaminara la rola, brincaba como duende maldito que comenzaba a lanzar sus hechizos. En tanto, las inmensas gárgolas sobrevolaron por la cúpula dorada del Teatro al ritmo de Fantasías, primera canción del disco Sin Sentir.

Desde la rueda de prensa, previo al concierto, Gustavo y Jaime nos adelantaban que interpretarían todo el disco de 1994, así como algunos extractos de Caronte, disco del 2014, así como las sorpresas que se anunciaban desde la página oficial de El Clan, estarían presentes.  A las 20:35 llegaba el ex integrante de Ninot, el inmenso poeta: Fratta. Irradiado por la aurora austral de tonos verdes, Fratta se ubicaba detrás de un teclado, allí la histriónica presencia brillaba recuperando de entre la memoria colectiva. Fragmentos de los finales de los 80, se conviertieron en recuerdos que mantenían al respetable sentados en un silencio emotivo, tal vez buscando en la intimidad de sus cabecitas amores pasados, amistades y el desmadre que alguna vez hubieron realizado.

Así fue avanzando la noche, por un recorrido de un cuarto de siglo; narrado a través de 11 rolas oficiales: Fantasías, El Reino de los Duendes, Cariño (quisiera llegarte a odiar), Las Brujas, Más allá del Tiempo, La Tortura, Gárgolas, Recuerdos, Despiértame, Sin Sentir y Luz de Medianoche. Los bonus tracks se fueron dando de maneras intercaladas durante esta velada. 20:48 horas. Y el carisma de Pascual Reyes levantaba su puño en agradecimiento la invitación. Bajo una tonalidad azul, Pascual y Gustavo, unían sus gruesas voces, dándole la forma a esa esfera infernal y obscura que nos mantenía en velo, emocionándonos en espera de una sorpresa que elevara más la tensión.

Antes de que llegará el último invitado, se dieron dos momentos excelentemente teatralizados. Las luces habían cambiado a un rojo intenso y el buen Gus, aparecía con una camisa de corte colonial, marchaba con sus botas negras de un lado del escenario rumbo al otro. En tanto, los fans se acercaban tímidamente al escenario. En cierto momento, un gran admirador, rompía las reglas (como en todo buen concierto) y brincaba frente a la banda… hasta que le recordaban que debía volver a su lugar.

Después, con Brujas. Acompañándose de un domi inmenso, el clamor hacia que esos seres capaces de desaparecernos, motivaron a elevar un cántico demoniaco en gustoso aquelarre, la gente ya brincaba en toda la primera fila, es más, había desaparecido tal noción de algún límite. Sin embargo, nada era suficiente esa noche en el Teatro Esperanza Iris. Su espacio lucía repleto de felicidad. La fiesta era animada desde el centro del recinto, una voz que gritaba a la menor provocación “Todos Somos El Clan”, incitaba a coro una ovación.

Cada rola que El Clan invocó, recibió su dosis de aplausos, pero hubo algunas muy espaciales, Brujas fue una de ellas, Cariño (Quisiera llegarte a Odiar) se cantó a coro, en especial esa frase de “quererte odiar”. Pero en “La Tortura”, llegaba el último invitado, los amigos de Bulbo Project. En una solidaria comunidad pelona, la gruta tenebrosa abría sus anquilosadas puertas, emergiendo ese espasmo agónico atado a pesadas cadenas. Los amigos de Bulbo apoyaban con la voz extra y un tecladista que su unía a la fuerza obscura. Durante el evento, Gustavo Pérez detuvo momentáneamente la excitación necrofílica a la que estábamos convocados, para abrir sus agradecimientos a nombre de toda la agrupación, tanto para los organizadores, el teatro y la gente que los sigue acompañando.

La fiesta estaba llegando a su clímax, las emociones y pensamientos se dirigían hacia ese gran final. Era el turno para ese gran himno que es “Sin Sentir”. De nueva cuenta, la guitarra de Jaime Chávez, pulsaba las cuerdas de su lira mágicamente. Con ese recorrido hechizante que hace que la piel se  ponga como de “gallina”, el aire era como aspirado de los pulmones de cada uno de los asistentes, maleficio realizado por brujas malignas,  las terroríficas gárgolas que habían reposado sus largas colas en las columnas del teatro, ahora rabiaban de excitante locura. Una criatura emergía en la fase terminal del ocaso, el enmascarado cerraba el paso a cada estrofa, el himno era cantado de pie por todas las almas, el tiempo se acabó y nadie sintió nada.

Afuera llovía, las calles lucían como fotos descontextualizadas, ni ida de que el tiempo por un instante se detuvo hace 25 años atrás, el cuerpo había abandonado su terrenalidad, el alma se había fugado,  el tiempo se había terminado, Sin Sentir y todo: se acabó.

Enrique López Moreno

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Reportajes

Aylan y Valeria, dos historias estrujantes de la migración

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

México.- Sus cuerpos inertes yacen boca abajo sobre el agua. Ellos no tendrían que estar...

Yolixpa, el aguardiente milenario vigente por sus propiedades curativas

Por Maricruz Gonzáles May. Enviada

* En la sierra poblana existe una fábrica de este licor que busca preservar la memoria...

Pesadilla de “Dreamers” en EU es la deportación

Por Ashlei Espinoza Rodríguez

*Sus hijos son los “dreamers” y los niños binacionales. Ellos son los soñadores. Se fueron...

Infancia y Violencia jugar en la oscuridad

Por Mario Bravo Soria/Luis Galindo/Miroslava Cárdenas y Evangelina Del Toro

México.— Los lamentables sucesos en el Colegio Cervantes ubicado en Torreón, Coahuila, han generado una...

Calaveritas de azúcar, una dulce tradición 

Por Jorge Carrasco / Yaremi Escobar

México.- México pasó de representar la conclusión de la vida mediante la exhibición de cráneos humanos...

Baños de Nezahualcóyotl, el legado del rey-poeta para Mexico

Por Mesa de Redacción

Por Ivan Santiago Marcelo Texcoco, Mex.- Conocido popularmente como “Los baños de Nezahualcóyotl”, la zona arqueológica...

Se vende departamento.... donde murió Arturo Beltrán "El Barbas"

Por Mesa de Redacción

Por Alejandro Salas México, 1 Jun .- Al filo de las 13:00 horas del 17 de...

Dejar los tacos, uno de los sacrificios de Toño, el Jesús de Iztapalapa

Por Mariángel Calderon

México.- El limón y la salsa picante escurriendo por un taco de pastor es uno...

Recorta Conade becas, pero contrata a 250 personas

Por Hugo Gutiérrez de León

México.- Mientras Ana Guevara, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade)...