Logo
Imprimir esta página

Aguas sonoras del "Mediterráneo" de Serrat bañaron de nuevo a la ciudad

México, 23 Feb .- El cantautor español Joan Manuel Serrat celebró el 48 aniversario del lanzamiento de su álbum “Mediterráneo”, con un magno concierto en el Auditorio Nacional que estuvo lleno de nostalgia y que estremeció a miles de asistentes hasta las lágrimas de felicidad.

Joan Manuel Serrat salió al escenario de un recinto casi lleno, y mientras sonaban los primeros acordes de “Mediterráneo” todo el público se puso de pie para recibir a una leyenda internacional.

“Buenas noches a todos, bienvenidos sean a ‘Mediterráneo da capo’, que quiere decir ir de vuelta al principio, empezar de nuevo, y así repasaremos de principio a fin las 10 canciones que conformaron el disco que apareció en 1971, este el 48 aniversario de su creación”, dijo el cantautor al saludar a la audiencia.

Después de una ovación del público que esperaba gozar con uno de los discos más icónicos de Serrat, la noche comenzó con “Qué va a ser de ti", continuando con “Vagabundear”, “Barquito de papel" y “Pueblo blanco".

“El tío Alberto que habla la canción no era mi tío…”, aclaró el cantautor español, lo que provocó la risa del público y tras la breve explicación interpretó “Tío Alberto".

Sin embargo, fue con “La mujer que yo quiero” que Serrat hizo cantar a toda la audiencia, para dejar de hacerlo por momentos escuchándose un enorme coro acompañarlo.

Una escenografía sencilla con un fondo blanco en donde se proyectaban imágenes referentes a cada canción fue suficiente para que el cantautor, acompañado de sus músicos, deleitara a los presentes con su poesía.

El periplo musical continuó con “Lucía”, “Vencidos" y fue con “Mediterráneo” que cerró el primer bloque de canciones. “Muy bien, muchas gracias, qué público más bueno ¡Dios mío! Hasta aquí las canciones que conforman ‘Mediterráneo’ que esta noche navegaron juntas cerca de las aguas de Chapultepec”.

La velada continuó con “La mer", un cóver del francés Charles Trenet, continuando con “La luna", un tributo al poeta Jaime Sabines. “El era mi amigo y maestro", dijo el intérprete recibiendo aplausos en todo momento.

Al término de cada canción el cantante de 75 años compartía sus conocimientos y experiencias, y hablando poéticamente contaba historias que aludían al Mediterráneo; en ocasiones se desviaba y decía algún comentario lleno de sátira y humor que hacía reír a los miles de presentes.

No podían faltar otros clásicos como “Cantares”, “Algo personal”, “Menos tu vientre", “Para la libertad”, “De vez en cuando la vida", con los cuales el público cantaba sin cesar y se ponía de pie cada vez que Serrat terminaba de cantar.

Enseguida interpretó “Hoy puede ser un gran día”; así el cantautor junto con sus músicos agradecieron al público que se puso de pie.

“Muchas gracias, les agradezco todo el profundo conocimiento que tienen del repertorio, pero sabrán que aunque yo desee, comprenderán que mis posibilidades son limitadas, y como todo viaje este viaje también debe de acabar", agregó el cantante.

Y ante un recinto que rebosaba de euforia, en donde miles de presentes deseaban que no terminara la noche, siguió con el encore compuesto por los temas “Penélope”, “Fiesta", “Esos locos bajitos” y fue con “Tu nombre me sabe a yerba” con la que Serrat se despidió, agradeciendo al público mexicano por esa gran noche en que se le escuchó, se le aplaudió y se le agradeció su arte.

 

 

/EEL/MMH
Norberto Gutiérrez

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Derechos Reservados 2020
El contenido informativo de informate.com.mx puede ser reproducido siempre y cuando se incluya un enlace al artículo original.