Lunes, 20 de enero de 2020 | Año XIX | No: 6992 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

Agatha I, el ritmo hipnótico del trip hop. Con un sabor laureado desde Colombia

Agatha I en México

Entrevista

México, 21 nov.- En una visita casi de relámpago, el dueto femenino conformado por: Camila Noreña y Viv (o Viviana) Rodríguez, creadoras y fundadoras de Agatha I, visitaron el país en un tour que les ha permitido darse a conocer a México. En esta gira que realizaron las jóvenes artistas, estuvieron promoviendo su más reciente material “Laureado”, un disco que contiene letras tanto en español como en un inglés. Un álbum muy pulido que cuenta con seis pistas más un  bonus track. Este material fue una producción de José Gallardo, quien además se encuentra colaborando como artista invitado.  Además, encontraremos la voz del rapero Sebastián Sánchez.

Agatha I cuenta con varios videos, tanto en vivo, como especialmente producidos para varios de sus tracks. De éstos, nos llamó particularmente la atención dos de este Laureado EP: Wasted y Love your way. En el estilo interpretativo, como señalábamos antes, resaltan mucho sus canciones en inglés. Pues al escucharlas, uno cree estar en presencia de una banda inglesa o norteamericana, pero nunca se creería que es una banda latinoamericana. De ahí nace uno de los grandes atractivos de este dueto de Medellín, Colombia.

Dada nuestra curiosidad, fuimos a platicar con estas cálidas y grandes amigas colombianas, previo a su último show que ofrecerían en Puebla. En un muy breve apartamento de la colonia Anzures, Polanco. Un portón que se hacía el remolón, dificultaba la  apertura de sus puertas. Allí  nos recibía Jhonny, gestionador, manager, fotógrafo etc; de Agatha I.

¿Cómo nace Agatha I (1ª)?

Camila Noreña.- Bueno, Agatha I, es para mí como un seudónimo de mi Medellín, la ciudad de dónde venimos. Es un homenaje a ese lugar que nos inspiró. Es algo que no queremos olvidar y buscamos resaltar. También, a que muchas piezas nacieron allí. Agatha I (1ª), es porque ya hubo una Agatha antes, y esa “primera” parte es una herencia de que no salimos de la “nada”. El proyecto nace en 2013 y ahí nos juntamos. El dueto, fue que decidimos dejarlo así. Ya que era un complemento perfecto, era orgánico. Se daba de manera natural y espontánea. Era una forma en que se conectaron nuestros estilos, así como nuestros gustos musicales.

Cuando nacía este proyecto ¿nace como la intensión deliberada que estuviera compuesto sólo por mujeres?

Viviana Rodríguez.- Pues, el proyecto cuando empezó, siempre fue sólo nosotras solas. Las sesiones que armábamos, eran muchas veces sesiones improvisadas, basadas en unas composiciones que Cami tenía sobre la marcha. Ella me dejaba hacerle algunos arreglos que ella ya había realizado. En esas improvisaciones, le preguntaba “¿Puedo cantar esto, o hacer aquello?” Pero ya con el tiempo, nos empezamos a tomar más en serio, y comenzamos a sacar canciones. Siempre sentí que había una conexión para poder tocar, una conexión de entendimiento. Fue así que decidimos hacer a Agatha I. La idea siempre fue que naciera como un dúo. Nos entendemos las dos. Las dos tenemos gustos similares, cosa muy difícil de encontrar con otras agrupaciones, como; “quiero este estilo” pero el otro, quiere otra cosa… Claro, con el tiempo se va cediendo. Pero en este proyecto había una clave. El estilo musical lo teníamos muy claro. De pronto, nos ponemos a platicar y seguimos pensando en que debemos continuar así, como un dueto.

Dentro de su estilo musical, se nota predominantemente el trip hop, corriente que nace en Bristol, Inglaterra ¿Por qué escoger este estilo y, se sienten cómodas con éste frente a otros estilos?

CN.- De pronto, en las primeras producciones sí usamos bastante el trip hop, como género. Teníamos como unos tempos más lentos, más densos a nivel armónico, con cosas más atrevidas de esta música que conocemos como <<occidental>>. Pero con el tiempo, nos hemos dado cuenta que nos gustan muchos otras sonoridades, propias de otros géneros. Pero sí domina la música electrónica, hay rap,  120 bpm. Así va todo, muy rico, muy cómodo y de pronto ¡sale un rap, ahí a la mitad, todo “puro y duro”!

¿Suelen improvisar mucho?

CN.- No, para nada. Las producciones para nosotras son muy pensadas. En casa sí jugamos mucho. Pero al momento de producir, sí borramos y vamos cambiando lo que no nos gusta, ajustamos. Somos un poco más pulidas, ya con los años, somos más prolijos con el trabajo.

La intención de cantar en inglés (cosa que les sale muy natural) ¿es el resultado de buscar un carácter de internacionalización o bien, por qué escoger de pronto el habla inglesa?

VR.- Cuando empezamos a componer, las letras salían en muchas ocasiones en inglés, y pues hagámoslo así, no tengamos miedo. Pero también creemos que hay una necesidad de retarnos. Aunque también componemos en español, pero al hacerlo es como un poco más difícil, por la sonoridad de las palabras y que suene bien. Para el próximo trabajo, tenemos planeado desde la investigación (de lectura y escritura), para tener un buen material en español.  De momento, esto de cantar en inglés, no está pensado comercialmente o con miras de internacionalización. Sucede que nosotras somos de Colombia, y queremos que sea lo más “universal” posible, pero hemos encontrado que mucha gente disfruta de la música, pero les cuesta conectarse porque está en inglés. Por ello, queremos; uno: que ellos entiendan, en especial en aquellos países que no hablan español. Con el inglés sucede que si no lo cantas tal cual, pues entonces “no es inglés”.

¿De qué alimentan sus letras?

CN.-  Sí, en la canción “Humanos” durante o antes de escribir, yo estaba leyendo a Henry Miller… y bueno, cerré un momentico el libro y cogí la guitarra. Allí escribí así: como de “chorro” (sic) la canción. Recuerdo que era un fragmento en particular, que no recuerdo de momento, pero sí lo quiero mostrar para que logremos como que todos, esa misma conexión que se me dio en ese instante. Sí, yo siento que la lectura nos inspira mucho.

VR.-  También el cine. La parte audiovisual es como un gran referente. Las cosas cotidianas son elementos con los que nos identificamos mucho, cosas que nos pasan y las soltamos, pero sí, ver cine, cortos, la lectura se vuelve como material bien contundente a la hora de componer.

CN.- Sí, otras composiciones artísticas, nos nutren, nos llenan. Y el proyecto que ustedes van a poder ver y escuchar se darán cuenta que incluimos otras producciones artísticas como: la danza. Van a ver muchos tipos de danza en nuestros videos, hay c-krom, tribal, etc.

Para ustedes ¿a quiénes destacan como sus más fuertes influencias?

VR.- Para mí (risas conspicuas)… Grimes, Tom York de Radio Head (ríen y lo citan al unísono Cam. Nor.), también de Colombia como: Estados Alterados, Mr Bleat. Musicalmente, aunque no sea tan evidente, pero sí como alguna referencia, está Little Dragon, James Blake. Nos gustan mucho las voces masculinas… Así como música del new wave y synth pop, en especial todo lo que emergió en los 1980.

Y de Colombia, ¿hay aparte alguien que les llame la atención dentro de lo que ustedes hacen?

VR.- A mí, hay una chica que me vuela la mente, se llama Lianna, que mezcla hip hop, soul…

CN.-  A mí me gusta Bisonte. Su primer concierto, fue uno de nuestros primeros conciertos también. Somos como bandas hermanas. Ellos son como una “boy band” jajaja

VR.-  Y nosotras la “girl band” jajajaja.

CN.-  Tienen unas letras muy hermosas. Me gusta la forma en cómo los veo trabajar. Eso me inspira también.

¿Cómo describirían su carácter?

CN.-  “Intensa” jajaja ¡Todo de una! ¡Todo a la vez… y luego nada!

VR.-  Yo creo que mi carácter… Me considero como una persona muy amorosa, pero también tengo un carácter muy fuerte…

CN.-  Porque te quiero, te aporro jajaja.

VR.- (jajaja ¡no!) Yo creo, tener un carácter un poco dominante. Pero con Agatha I, esa regla no vale. En general, sí como que hay una tendencia a ser muy dominante, pero soy muy pasiva. Entonces, soy como una mezcla muy rara jajaja. Hablo  muy despacio, yo creo que en general soy una persona muy tranquila, pero sí tengo ese contraste de ser un poco… dominante, ¡sí!

¿Qué tipo de público las siguen más: hombres o mujeres?

VR.- Yo creo que en general hay de ambos, pero sí hay una tendencia a que en los shows en vivo, sí hay como que más presencia de hombres.

En el” Do it by yourself/Hágalo usted mismo”.

¿En qué año nace la banda oficialmente y cuántos discos oficiales tienen?

VR.- Nacemos en 2013, pero nuestro primer disco aparece hasta 2015 con el EP Valium, pero ya habíamos tenido anteriormente otras presentaciones, otros momentos. Y a partir de ahí, se dan presentaciones en medios, entrevistas y cosas así.

CN.- Oficiales, tenemos dos EP. Un Larga Duración y dos sencillos. Eps: Valium, EP de remezclas de Love Your Way, que nos hicieron unos amigos de Medellín. Ellos tomaron el sencillo de Love Your Way e hicieron una serie de remezclas ¡sólo para la pista de baile! Y este: Laureado.

¿Qué anécdotas nos pueden contar de estos procesos que han tenido en sus respectivas grabaciones?

VR.- Bueno, en las grabaciones. En Valium  con Andrés Carbajal, que ha sido un gran amigo de nosotros. Con él grabamos el bajo de todo el primer EP. Y fue muy gracioso, porque entre una de sus locuras y la del ingeniero de grabación, se les ocurrió colgar un micrófono, y de pronto, le  empezaron a dar vueltas del cable, a partir de eso crearon un efecto que se capturó en la pista. También grabamos con Andrés Carmona, un músico con el que tengo una muy buena relación, él es un gran saxofonista. Otro anécdota, cuando grabábamos con Sebastián (Archimimos), recuerdo que él estaba como muy nervioso,  grababa y decía “¡No, esta sí es la última!” jajaja

CN.- Sí, porque en realidad se escuchaba todo perfecto. Y lo dejamos, total, hasta que él quedara contento con todo el trabajo. Pero era como todo vaciado, porque en las tomas quedaba como la última, y no ahora la penúltima y la “final final”. (Ríe)  

VR.- Nos reímos mucho, porque  es una persona que apreciamos mucho. Y la última colaboración que es con nuestro “mentor” y querido coproductor del disco Laureado, fue José Gallardo. Con él grabamos la intro que da inicio a Laureado. Esa sí fue una sesión más de improvisación, ya que él estaba en la guitarra, Cami en la batería y yo en la voz. Aunque fue la intro, para nosotros fue el cierre del disco.

En este mudo actual del “hágalo usted mismo”, ustedes ¿cómo desarrollan desde casa su producción o han contado siempre con apoyo de algún estudio?

VR.- Pues en lo que tiene que ver con las maquetas, las hemos hecho nosotras: ¡siempre! Pero en lo que fue el primer álbum, fue en un estudio increíble. Se llama El Alto Estudio. Allí se tuvo a disposición a mucha gente; ingenieros haciendo la mezcla, como Andrés Carbajal, Felipe López en el master. Como que ahí involucramos a mucha gente. Ya para este último disco, todo fue como en un “home studio”. Y para las decisiones, el filtro siempre éramos nosotras. Aquí, tratamos de ser muy específicas. Porque nos dimos cuenta de que si queríamos un resultado más acercado a las expectativas, teníamos que estar más al pendiente de todo; sino el resultado iba a ser muy diferente. Porque además, Cami es la que mezcla las maquetas, y ella ya tiene una visión más clara de lo que queremos. Pero también somos conscientes de que hace falta un estudio para eso. Pero hasta que no tengamos como todo el conocimiento, seguiremos confiando en terceros.

CN. – Sí, es como esto de “zapatero a tus zapatos”. Los artistas desde hace mucho se involucran en casi todo el proceso creativo, pero depende del gusto de cada artista. Yo, hasta donde quiero me involucro, pero el trabajo en equipo ¡es vital! Así tú sepas hacer de todo, me parece muy importante confiar y encontrar un equipo que te apoye. Hay que contar con la gente, “estamos acá para eso”.

¿Por qué se llama “Laureado” este disco y, cómo fue el proceso de selección de las pistas?

VR.- Pues lo tomamos de esa corona de laurel que se usaba hace mucho para “glorificar” a los poetas. Queríamos laurear a esas personas por esos pequeños actos del día a día. De esas batallas en vida que pasamos cotidianamente, que nos hacen fuertes. Fue por eso que quisimos “laurear” a esas personas.

¿Qué temáticas abordan letrísticamente en Laureado?

CN.- Son muchas, visiones que tenemos del mundo, que tal vez no nos parecen, pero que lo mencionamos de manera más poética, usando herramientas literarias, como metáforas, sarcasmo, ironía. Hablamos de nuestras impresiones con respecto al mundo, y damos como una visión de mujeres latinoamericanas en la música, ¿sí? De cómo vemos nosotras como mujeres de Colombia que hacemos música: el mundo.

En Agatha I, la parte audiovisual es muy relevante, ¿de qué habla Wasted y qué experiencia tienen al haber grabado visualmente éste tema?

VR.- Wasted, fue escrita de forma irónica. Habla sobre los roles que nos ha impuesto la sociedad, como: “si la mujer no se casa, está desperdiciada

CN.- ¡Ya se echó a perder! jajaja.

VR.-  Sí, en cambio “los hombres trabajando” o bien “no lloran”. Todo esto ambientando bajo unos beats como para bailar. Sobre el video, no es como tal, es más una sesión que se grabó en un “en vivo”. Para nosotras fue como un reto, porque queríamos que quedara como muy bonito. Quien lo hizo fue una empresa que se llama “Arquitectura Audiovisual”, que se encarga de hacer toda esa parte escénica. Ese cubo se diseñó especialmente para nosotras, el cual tiene otro cubo encima. Las luces son de led y van cambiando de colores, en un segundo módulo hay otro cubo, las cuales están mapeadas y se hicieron especialmente para esa canción. Para nosotras, es muy importante el tema audiovisual. De que éste acompañe de manera muy precisa lo que estamos tratando de decir. No nos preocupa que el mensaje salga de manera puntual, sino que cubra más un aspecto estético.

En “Love Your way”, observamos una historia de amor entre dos bailarines ¿cómo nace esta idea y, cuéntenos del joven que aparece ahí? A parte ¿Qué tan buenas bailarinas son ustedes?

CN.-  Sí, ¡claro, nosotras sí bailamos… pero donde nadie nos vea! (jajaja). Claro, nos encantó y por eso lo elegimos. Estábamos como buscando a un actor, pero uno que supiera bailar, entonces escogimos a un bailarín. Él es de una compañía de allá de Medellín, también la chica, los dos son de allá.

VR.- Yo creo que por su carácter y fuerza, nos llamó la atención. Él baila algo que se llama C-Krome. Nosotras, no teníamos ni idea de qué era…

CN.- No sabíamos, pero dijimos “queremos eso” (jajaja).

VR.- Nos maravilló cuando lo vimos bailar la canción, yo no sabía qué era, pero nos gustó. Fue algo que le dio mucha fuerza al video.

De pronto aparece un personaje por ahí, una chaparrita con un casco militar de los que usaba la URRSS en los tanques. ¿Ese humor involuntario a qué hace referencia?

CN.-  Sí, pues en realidad estábamos jugando en ese lugar donde grabamos las escenas. El lugar hacía mucha referencia a los 1980.

VR.- El video inicia con el “arpegiador”, y ese fue un gran referente para el director. Él nos transportó como a esa época, y queríamos hacerlo ambientado a esa era. Es un restaurante, pero ya ambientadas en esa era, empezamos a jugar y ponernos todos los cascos… Yo tenía uno ¿de Star Wars?

CN.-  jajajaja ¡sí! Tú eras “Skywalker”.

¿Consideran que su música tiene algún impacto social o político, o no es necesario?

CN.- Sí, somos seres sociales. Nos consideramos parte de una sociedad  y queremos aportar desde nuestra música para que algo sea mejor.

VR.- Sí, tal vez no decimos explícitamente “hay que ir para este lado o aquel”, porque como artistas, sí es importante como tener voz. Hay quienes dicen que no es así, pero sí abordar algún tema abiertamente.

¿Qué esperan a futuro de este proyecto?

VR.- Sí, nos gustaría que el proyecto alcance el nivel como una banda de “culto”. Que la gente pueda identificarlo fácilmente, que sea un sonido como único y que digan “Ah, es que eso es Agatha I

¿Qué rangos de edades siguen a Agatha I y cómo es la reacción de ese público?

VR.- Pues hemos tocado para todo tipo de público, desde niños hasta adultos. Muchas veces nos dicen que nuestra música les parece rara, sabes. Por ejemplo, hemos tocado en un lugar donde es muy difícil que nuestra música suene, se llama Festival Medellín Music Week. Un evento que fue muy interesante, porque lo que se buscaba; es que la música no se quedara en el centro, sino que se moviera hacia las periferias. Allá en nuestra linda Medellín hay algo que se llama la “huaracha”, que es una mezcla muy rara de electrónica. Y bueno, antes de tocar nos decían “¿Y ustedes tocan electrónica?” Y nosotras “Sí” “Ah, ¿es como huaracha?”  Y nosotras “¡NO,no es como huaracha, es otro tipo de música”. Ya la escuchaban y decían: “¡oooh!” Ya eso como que los interesaba, ya que es música electrónica y también se baila. Es ahí donde uno se da cuenta de que la música es ¡muy importante para la infancia!

En esta gira que han realizado por México ¿cuál ha sido la reacción del público nacional?

CN.- Listo. Pues la gente que nos ha ido a ver se ha sorprendido. Ya que reciben el disco, o bien por los videos que han visto. Algunos curiosos se han acercado y nos han dicho: “Yo sabía que eran buenos, pero ¡no tan buenos!”. No es ningún champú, eso es lo que hacemos, es el trabajo que presentamos. Es la vida, y con mucho amor lo hacemos. Pero sí, ha sido muy bonita la sorpresa. Como que se vuelan las  mentes; como que hay una expectativa, y cuando superamos esa expectativa… tssss. Ya de ahí en adelante “no respondo”.

VR.- Pues yo ciento que con la gira, aparte de recibir comentarios muy valiosos…

Alguno que tengan en mente, que las haya tocado

CN.-  “¡Qué chingones…!

VR.-  Jajajaj, sí ¡qué chingones! Sí, esa palabra fue muy graciosa. Pero más que los comentarios, yo creo que estamos quedando con gente muy interesada, que está como muy preocupada por seguir el proyecto. Que era finalmente lo que queríamos… y bueno, ya ¡vamos a volver!

En eta gira ¿han interactuado con alguna banda o solista mexicano?

VR.- Sí

CN.- Con una chica que también toca electrónica, ella es cantautora…

VR.- Como que hoy es una gran tendencia ahora mezclar los elementos, no como electrónica, pero sí con tecnología en la música.

¿Les gusta de pronto también estar como público?

CN.- Sí claro, nos encanta estar como público. Escuchar ¡buena música! La vida es muy corta como para escuchar música “maluca” ¡por amor de Dios!  (Cami es la más bromista y lo hace todo el tiempo.)

¿Cómo ha sido la recepción de la prensa en esta visita?

CN.- ¡Súper bien! Tienen todo tipo de medios, nos hemos divertido muchísimo. Son muy profesionales, amables. Los medios de comunicación por acá ¡no son jalaos!

VR.- En Pachuca, Hidalgo estuvimos tanto en radio como en televisión. Luego en Grita Radio, en el Pinche Blog, en el IMER, en Reactor, en Interferencia H3. Con Taquito de Humo, un proyecto independiente, muy bonito. ¡La verdad hemos visitado muchos medios, y todos nos han recibido muy bien!

CN.- Hemos estado en entrevistas por Facebook live, es muy variado y muy dinámico y acá, me parece que el periodismo es de primera calidad.

La plática concluyó con el agradecimiento de todos los que han colaborado y logrado que la gira de Agatha I se esté logrando por México. Dejamos al dueto salir con rumbo a Puebla para su última presentación y de ahí; volarán de regreso a su amada Medellín. Aunque les pedimos que se describieran a las dos chicas, con esta entrevista pudimos descubrir esa estrecha amistad que tienen. Hay como contrastes muy sutiles, pero de enorme atesoramiento, y en esos rasgos aparentemente tan opuestos, es como su amistad se va nutriendo y complementando

Mientras Camila Noreña es sumamente inquieta, vivaz, mordaz y posee una imaginación muy volátil, cargada de un sentido del humor que denota su gran inteligencia, su complemento se vuelve Viviana Rodríguez. Sí, es más reservada, pero una vez que se siente en confianza o tiene el micrófono en mano, sus idas no se detienen y se vuelve una gran conversadora.

Próximamente, reseñaremos el más reciente material del dueto de Medellín, Agatha I y su Laureado. De momento, no dejen de seguir a estas creativas mentes a través de sus redes en Facebook como Agatha I, o en Youtube: https://www.youtube.com/user/agathaprimera  

 

Modificado por última vez enSábado, 23 Noviembre 2019 19:15
Enrique López Moreno

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Reportajes

CUETLAXÓCHITL, el color de la Navidad

Por Yaremi Escobar/Fotografía: Gerardo Luna

Desde hace 20 años, Samuel Barrera Nieto, originario de San Luis Tlaxialtemalco, Xochimilco, se dedica...

La huella de carbono digital: internet también ensucia el planeta

Por Mesa de Redacción

San Francisco.- Aunque apaguemos la luz y desenchufemos los aparatos eléctricos, cada uno de nosotros...

Mariposas Monarca, las ánimas que visitan México

Por José G. Viurquis

  Michoacán.- Cada año miles de mariposas Monarca realizan un recorrido de más de 4 mil...

Pesadilla de “Dreamers” en EU es la deportación

Por Ashlei Espinoza Rodríguez

*Sus hijos son los “dreamers” y los niños binacionales. Ellos son los soñadores. Se fueron...

Acaba leyenda negra del Penal del Topo Chico

Por Hugo Gutiérrez

Monterrey, 30 Sep .- Cerró oficialmente el Penal del Topo Chico, una de las penitenciarías...

Pulque y mezcal, bebidas para rendir culto a las raíces prehispánicas

Por Mariángel Calderón

México,.- Aproximadamente una década atrás, bebidas como el pulque y el mezcal se relacionaban con...

“Aquí todos saben que somos trabajadoras sexuales transgénero”; La historia de Carmen, en la Roma

Por María del Refugio Gutiérrez

México.- Carmen espera el paso del último tren en la estación Chilpancingo del Metro. Es...

Ángel de la Independencia y sus restauraciones en 109 años de historia

Por Norberto Gutiérrez

México.– En sus 109 años de historia, la estructura, cimentación y esculturas del Ángel de...

Inhalantes, ritual de consumo en la calle

Por Ernesto Álvarez

México.- En la Ciudad de México la población en situación de calle de drogodependientes suele...