Logo
Imprimir esta página

A partir del martes nadie deberá deambular en las calles: Jaime Bonilla

Tijuana, 30 Mar .- El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, informó que a partir del martes, nadie deberá deambular en las calles de los municipios de la entidad, con el fin de evitar que se dispare el número de casos confirmados de COVID-19.

“A partir de mañana va estar prohibido andar ambulando en las calles sin ningún motivo, no se vayan a sorprender porque la Policía, o la Guardia Nacional, o el Ejército, la Sedena, se acerque con ustedes y les digan que qué andan haciendo si no tienen realmente un propósito”, expresó.

En videoconferencia, el mandatario estatal, refirió que también las playas de todo Baja California permanecerán cerradas al público, al igual que centros comerciales que no tengan en su interior un supermercado.

Adelantó que las medidas coercitivas se irán haciendo más estrictas, ya que lo que se busca es evitar que los casos incrementen, porque si eso sucede, no habrá suficiente capacidad en los hospitales de la entidad, para atender a quienes contraigan el virus.

Bonilla Valdez recordó que hace unos días detectaron a más de mil 500 personas asistiendo a un centro comercial de Mexicali, lo cual ya no puede seguir ocurriendo, por lo que invitó a la ciudadanía a atender estos llamados, y evitar salir si no se tiene una necesidad esencial, como lo es la adquisición de alimentos.

 

OVG/GVG
Derechos Reservados 2020
El contenido informativo de informate.com.mx puede ser reproducido siempre y cuando se incluya un enlace al artículo original.