Domingo, 29 de marzo de 2020 | Año XX | No: 7061 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

2019, una España sin pacto de gobierno

Por Patricia San Juan

México, 20 Dic .- Los listones amarillos, las banderas esteladas (estrelladas), los cánticos y letreros en catalán invaden las calles de Barcelona.

Las cargas policiales han protagonizado algunas protestas. Mientras en ciertos sectores los manifestantes se sientan para demostrar su poca disposición a los choques frontales, en otros tantos se preparan para dejarlo todo en las calles.

Durante las protestas algún comentarista de radio basado en Madrid sugiere que lo que hacen traiciona a la patria, la patria española, y el debate de la y las patrias, así como su permanencia, se pierde en la política española actual.

El sueño catalán, que se lleva a cuestas desde que España se dividía en reinos, ha puesto a la mayoría de los ciudadanos, pero sobre todo a los políticos, en una lista con dos opciones: Catalanista o Españolista.

Esta decisión ha determinado las conferencias de prensa, los debates en el congreso, pero sobre todo la conformación de gobierno, un tema que ha sido el centro de todo el 2019 español.

El gobierno que no se pudo concretar

Las elecciones generales se tuvieron que repetir a falta de un pacto de gobierno sólido, ya que en 2018 Pedro Sánchez se convirtió en presidente de gobierno tras un proceso poco usual.

Los partidos de izquierda se unieron en la cámara para destituir a Mariano Rajoy, del Partido Popular (PP), de su posición como presidente del gobierno a través de una moción de censura.

Lo lograron gracias a la cantidad de escaños en el congreso del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), liderado por Sánchez, y al apoyo de los partidos medianos de izquierda y la fuerza de los conglomerados pequeños de las autonomías. Sin embargo, una vez destituido el presidente de derecha, fue complicado llegar a un acuerdo.

El gobierno español, como en la mayor parte de los regímenes parlamentaristas, se conforma a partir del logro de una mayoría en la cámara. Se requieren 176 curules a favor de un posible gobernante, de 350 que tiene el recinto. Cuando los partidos no alcanzan la mayoría requieren que otros les concedan el voto o se retiren del conteo para alcanzar una mayoría.

En febrero de este año Sánchez decidió romper con los partidos catalanes que le otorgaron su voto en la salida de Rajoy y con este quiebre se convocaron a elecciones generales que reconfigurarían el congreso. Cada partido esperaba que fuera a su favor.

Los catalanes habían puesto en la mesa de negociación la salida de sus líderes de la cárcel y la aceptación de aquellos que huyeron del país para convertirse en exiliados.

El 28 de abril fue la fecha designada para convocar a los españoles a las urnas y, después de una fuerte campaña, 26 millones de personas acudieron a votar, la cifra más alta desde 2004, según los informes electorales del país.

En aquella ocasión el PSOE se llevó 123 escaños, que no fueron suficientes para concretar un gobierno por sí mismo y decidió buscar aliados. Su principal acuerdo fue con Unidas Podemos, quienes contaban con 42 asientos en el Parlamento.

Podemos, el partido de izquierda liderado por el activista Pablo Iglesias, declaró en diferentes ocasiones que proponía sentarse a negociar con los catalanes independentistas, lo cual alejó al partido Ciudadanos del pacto con la mayoría del PSOE.

Ciudadanos es un partido que está en contra de la independencia, que tendió a la derecha con su acercamiento al PP y que en el tema catalán está a favor de la figura actual, que mantiene a la región como una autonomía, al igual que Valencia, Galicia, el País Vasco, entre otras.

Sin los votos de ambos partidos, el 25 de julio, Sánchez perdió por segunda ocasión, y de forma definitiva, la decisión en las cámaras. La legislación estipula que debe quedarse en el poder mientras se consigue otro pacto de gobierno, por lo que se mantuvo como presidente hasta los nuevos resultados.

El rey Felipe VI, detentor de un poder aún relevante en la democracia española, decidió no nombrar un candidato para la tercera ronda de votaciones en el congreso. No veía un panorama claro entre los partidos que pudieran pactar, los cuales deben dialogar con el monarca, a través de sus representantes, para que éste emita su opinión.

La derecha sorprende en España

      Desde la elección de abril, y en la campaña que siguió, brilló un color distinto en los escaños y las plazas españolas. Fue el verde brillante, que caracteriza al partido VOX, encabezado por Santiago Abascal y de corte ultraderechista.

La ultraderecha española se hizo notar a través de las urnas, representada por un partido que rechaza a las autonomías y a sus independentistas, pero también a los migrantes, las feministas y las políticas progresistas.

Abascal, que ha aumentado su popularidad, se posicionó frente a los votantes españoles como un hombre con valores conservadores, que dice de forma directa lo que rechaza y lo que aplaude. Se ha convertido en uno de los personajes más polémicos de la política española y europea.

Él porta un arma, bloquea de sus conferencias a la prensa cuando lo critica y ha afianzado votos en gran parte del país aplaudiendo las políticas que se emplearon en la Dictadura de Francisco Franco. Todo ello le ha acercado más a votantes de todas las edades, que hasta ahora apoyaban al PP.

El partido VOX, que emitió discursos contra los migrantes ilegales, incluidos los menores no acompañados, recibió ovaciones en sus mítines y pasó de tener 24 escaños en las elecciones de abril a convertirse en noviembre en la tercera fuerza política del país, con 52 lugares en la cámara.

Las demandas político-sociales

En España la oleada feminista también ha inundado las calles. La condena al grupo que violó a una joven en Pamplona, conocido como La Manada, se modificó en parte por la presión social ejercida por las mujeres del país.

Las demandas que crecieron en América Latina conectaron con las españolas. Miles de ciudadanos han salido a las calles a exigir equidad y respeto, derechos y seguridad para las mujeres del mundo.

Por otro lado, el conflicto catalán ha inundado las calles del este del país, imponiendo agenda en contra de mantener a los presos políticos, retirarles el derecho a participar en la administración pública y la imposición de condenas de más de 13 años por sedición.

Los colectivos en pro de la independencia catalana realizaron manifestaciones en contra de las acciones del gobierno español por el trato que reciben los líderes políticos detenidos en noviembre de 2017 y a los que se les dictó sentencia el 15 de octubre de 2019.

Durante los dos años de espera se mantuvieron en prisión preventiva en instalaciones fuera de Cataluña. Tanto el traslado como la condena provocaron entre los simpatizantes descontento, que se expresó en las calles con fuertes expresiones, sobre todo después de la condena de octubre, las cuales generaron que algunas actividades, como partidos de fútbol, fueran aplazadas.

Incertidumbre por el futuro

Tras la falta de un pacto de gobierno se volvió a convocar a elecciones generales para el 10 de noviembre. Las decisiones en los partidos políticos provocaron rupturas y escándalos que los desestabilizaron y generaron que sus seguidores perdieran la confianza en ellos, como se vio en las urnas.

Las elecciones tuvieron un 69.9 por ciento de participación contra el 75.75 por ciento que se obtuvo en abril, por lo que algunos analistas apuntaron a que los españoles han perdido la confianza en el proceso.

EL PP y VOX fueron los ganadores de esta indecisión en las urnas, pero no les funcionó para concretar un gobierno de derecha, ya que el PSOE siguió con la mayoría al obtener 120 escaños.

Tanto Ciudadanos como Unidas Podemos perdieron fuerza, aunque el primero sufrió los más graves estragos. Pasó de ser tercera fuerza a obtener sólo 10 curules dentro del congreso, un fuerte e inesperado golpe.

Los partidos catalanes que están a favor de la independencia han utilizado sus pocos escaños, que ahora son vitales para conformar gobierno, para negociar.

Primero Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) condicionó su voto por una llamada al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a quien Sánchez no le había respondido durante el mes de octubre.

Poco después, Junts per Catalunya apuntó que su voto requiere condiciones ideales, como la liberación de los presos. Todos los líderes de los partidos pasarán con Sánchez para negociar el voto y concretar o negar su nombramiento como presidente de gobierno.

Los colectivos catalanistas como CDR y Tsunami Democràtic piden que España dialogue con los catalanes y les permita tomar una decisión popular, tomando en cuenta que se requeriría un referéndum para conocer el posicionamiento de los habitantes de la autonomía.

Aunque el rey esperaba una investidura antes de las fiestas navideñas, así como un gobierno de cuatro años, como establece la constitución española, ahora sigue pareciendo difícil concretarlo.

Sobre todo, después de que el Tribunal Europeo resolviera que el líder catalán, Oriol Junqueras, gozaba de inmunidad por ser elegido como eurodiputado.

La resolución también podría beneficiar a tres políticos más en el exilio, entre ellos Carles Puigdemont, quien fue presidente de la Generalitat en 2017, cuando se convocó al referéndum por la independencia que el gobierno español consideró ilegal e intentó detener.

En caso de no formar gobierno, España tendrá que presentarse de nuevo a las urnas y el panorama político podría volver a cambiar. Tras un 2019 incierto para la política de esta nación ibérica, nada apunta a que 2020 sea un año plácido.

Ante la posibilidad de que la ultraderecha se siga fortaleciendo y la dificultad de que la izquierda logre pactar con catalanistas y españolistas por igual, para llegar a un pacto de gobierno de todos, la estabilidad política española se torna como un escenario muy lejano.

-Fin-

I/PMS/JGM/FJ/

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Reportajes

Sequía en Cuatro Ciénegas por mala administración

Por Flor Goche

Cuatro Ciénegas, Coah.- Organizaciones ambientales e integrantes de la comunidad científica han alertado sobre el...

Infancia y Violencia jugar en la oscuridad

Por Mario Bravo Soria/Luis Galindo/Miroslava Cárdenas y Evangelina Del Toro

México.— Los lamentables sucesos en el Colegio Cervantes ubicado en Torreón, Coahuila, han generado una...

Grupo Relámpagos del Estado de México ayuda a salvar vidas desde el aire

Por Gerardo Avendaño

Toluca, 11 Mar .- La Unidad de Rescate Aéreo del Estado de México, Relámpagos, es...

El mariachi, referente de la música tradicional mexicana

Por Norberto Gutiérrez

México.- Escuchar el inconfundible y rítmico rasgueo de la vihuela, la guitarra, el guitarrón, y...

El maltrecho PRI, ¿rumbo al autoexterminio?

Por Mesa de Redacción

México.- La noche del dos de julio del año 2000, cuando los foxistas y la...

Un año de gobierno de AMLO, desde la óptica de analistas y empresarios

Por Mesa de Redacción

México.- Aunque analistas financieros y empresarios ven aspectos positivos y negativos del primer año de...

Provocar la risa en el Metro, un oficio muy serio

Por Monica Delgado Torres

México.- Un poco afónica, producto de sus constantes actuaciones en las estaciones de la Línea...

Montreal, arde de diversión en el invierno

Por Alejandra Pérez Bernal/Enviada

• Cuenta con un sinfín de actividades para todos los gustos, bolsillos, edades y nacionalidades•...

México, sin cifra oficial de desaparecidos

Por Norberto Gutiérrez

Por Flor Goche México, 29 Ago .- En el tema de desaparición de personas en México...