Martes, 22 de mayo de 2018 | Año XVIII | No: 6384 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez


 

Log in
updated 2:20 AM CDT, May 23, 2018
esarcazh-CNdanlenfrdeiwjaptrusv
A+ A A-

Elena Duran y Sinfónica Nacional estrenan obra de Arturo Márquez

México, 2 Dic .- Acompañada por la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), la flautista Elena Durán ofreció el estreno mundial de la segunda y definitiva versión del “Concierto-Son para flauta y orquesta”, de Arturo Márquez, durante el concierto que ofreció anoche en el Palacio de Bellas Artes.

El propio Márquez saludó y agradeció con humildad la excelsa ejecución de  la concertista Durán y la agrupación orquestal, que tuvo como director huésped a Lanfranco Marcelletti.

Los fuertes aplausos y ovaciones siguieron al término de la pieza, la flautista tuvo que salir en dos ocasiones al escenario y agradecer al público, mientras Marcelletti tomó el micrófono y dijo que se tocaría el último movimiento de la pieza.

Tras un silencio en la Sala Principal, Durán interpretó “Concierto-Son para flauta y orquesta”, del maestro Márquez, de la cual se desprenden los movimientos “De tierra”, “De mar”, “De vientos cálidos (Cadenza) y “De fuego”.

El primer movimiento dedicado a la tierra, es el que está más arraigado en la esencia del son; el son mexicano, el son caribeño y otros sones, reales o imaginados por el compositor. Hay aquí, sobre todo, compases irregulares y varios cambios de compás y de ritmo a lo largo del movimiento.

El segundo movimiento está dedicado al agua y su cimiento está en el bolero y el danzón, sones populares que Márquez conoce a fondo. El tercer movimiento dedicado al viento es el elemento que propone el compositor una gran cadenza para la flauta sola.

Finalmente, en el cuarto movimiento, dedicado al fuego, el compositor propone una sabrosa y rítmica conga, que si bien guarda algunos puntos de contacto con su obra orquestal “Conga del Fuego Nuevo”, pero se trata de una conga distinta, de características plenamente individuales.

“Concierto-Son para flauta y orquesta” tiene como antecedente un trabajo que el compositor realizó, cerca de 20 años antes, como parte de sus labores compositivas en el marco de una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

En ese entonces, el músico sonorense concibió una primera versión de la obra, en sólo dos movimientos. Años después del estreno de la primera versión de la obra, en 2017, Márquez decide añadir un par de movimientos más al concierto, para darle su perfil actual y definitivo.

Bajo la dirección huésped de Lanfranco Marcelletti, la Orquesta Sinfónica Nacional, ejecutó las obras “Bachianas brasileiras núm. 9”, de Heitor Villa-Lobos, de la cual se desprenden los movimientos “Preludio” y “Fuga”.

Así como “Sinfonía núm. 3 en mi bemol mayor, Op. 97, Renana”, de Roberto Schumann, de la cual se desprenden las piezas “Lebhaft (Vivo), “Scherzo: sehr másssig”, “Nicht schnell (No rápido”, “Feierlich (Solemne)” y “Lebhaft (Vivo), que fueron ovacionadas por los asistentes.

INFOMX/NTX/LGZ/NMN