Lunes, 06 de abril de 2020 | Año XX | No: 7069 | CEO: Francisco J. Siller | Dirección General: Rocio Castellanos Rodríguez

Log in
eszh-CNenfrdeitjaptru

Sacudir a un bebé o infante puede dañarle cerebro y ojos

pNTX190523064México.- El sujetar bruscamente y sacudir de forma enérgica a un bebé o infante puede ocasionarle lesiones cerebrales y oculares graves, en una acción y consecuencia conocida como el síndrome del niño sacudido.
El cráneo frágil y flexible de los bebés e infantes pequeños no está lo suficientemente fortalecido como para absorber esa fuerza, misma que se transmite al cerebro y luego rebota contra el cráneo, lo que puede provocar contusión cerebral, hinchazón, presión y sangrado, explicó el Hospital Los Ángeles.

Sacudir a las y los pequeños también puede dañar su cuello, columna vertebral y particularmente sus ojos, llegando a producir hemorragias en la retina y, en consecuencia, disminución o pérdida de la visión.

De acuerdo con el Hospital Los Ángeles, los daños suelen ser más comunes en menores de dos años de edad y pueden producirse incluso con una sacudida ligera y corta o también si se golpean contra objeto suaves, como colchones o almohadas.

Algunos cambios en la conducta de los infantes, como irritabilidad, letargo y ausencia de sonrisa, pueden alertar sobre los daños a causa del síndrome del niño sacudido.

También otras manifestaciones como piel pálida o azulada, vómitos, convulsiones, pérdida del conocimiento, problemas de respiración, falta de apetito y dificultad para levantar o voltear la cabeza, indicó en un comunicado.

El personal del nosocomio pidió a las y los cuidadores de México evitar cualquier forma de violencia y abuso infantil, incluidas estas sacudidas.

De la misma forma les aconsejó ser conscientes de las consecuencias de los juegos bruscos, como aventar hacia arriba a los menores y luego atraparlos. “Es fundamental no sacudir a los niños ni por juego ni mucho menos por enojo”, recalcó.

Frente a un escenario de frustración o de pérdida del control por parte de las personas responsables del cuidado de la niñez, recomendó alejarse momentáneamente para tranquilizarse mientras alguien más asiste al menor. Y si los problemas de enojo son frecuentes, destacó la importancia de buscar ayuda profesional.

Norberto Gutiérrez

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Reportajes

Pulque y mezcal, bebidas para rendir culto a las raíces prehispánicas

Por Mariángel Calderón

México,.- Aproximadamente una década atrás, bebidas como el pulque y el mezcal se relacionaban con...

Santos y narcos

Por Ashlei Espinoza Rodríguez

México.- El miedo es una emoción de la que ningún ser humano está exento. Cuando...

El gobierno es un mediocre: Adrián LeBarón

Por Lucía Calderon

La Mora, Bavispe, Sonora.- “El gobierno es un mediocre, están más jodidos que la chin...

Red 5G, carrera por la supremacía tecnológica

Por Manuel Galeazzi Ramírez

México.- Personalidades de la política internacional, como la líder demócrata Nancy Pelosi, dicen que China...

Delincuencia “asfixia” a productores de aguacate

Por Carlos Trejo Serrano

*Hasta 100 mil pesos se paga como “derecho de piso” en esa entidad y en...

Dejar los tacos, uno de los sacrificios de Toño, el Jesús de Iztapalapa

Por Mariángel Calderon

México.- El limón y la salsa picante escurriendo por un taco de pastor es uno...

Bandera Nacional: La patria se tiñe y se borda a mano

Por Norberto Gutiérrez

México.-Al oriente de la Ciudad de México, en la alcaldía Iztapalapa, se encuentra la Fábrica...

El callejón de los libros

Por Evangelina del Toro

*El Callejón Paseo de la Condesa ubicado en el Centro Histórico es el lugar en donde un...

Tortura, llanto y desesperación en las cárceles migratorias de México

Por Movimiento Migrante Mesoamericano/The Exodo

México.- “¡Te vas a morir!, ¡firma tu deportación y vuelve a tu país!, era lo...