Alebrijes, tradición que mantienen viva artesanos de Oaxaca | Infórmate Diario

Martes, 28 de febrero de 2017 | 04:08 | Año XVII | No: 5935 | CEO: Francisco J. Siller | Directora General: Rocío Castellanos
Spanish Arabic Bulgarian Catalan Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Czech Danish English Filipino French German Greek Hebrew Hungarian Italian Japanese Korean Norwegian Polish Portuguese Russian Slovenian Swedish Turkish Ukrainian Vietnamese
A+ A A-

Reportajes

Alebrijes, tradición que mantienen viva artesanos de Oaxaca

En el Taller de Alebrijes de Jacobo y María Ángeles, ubicado en el poblado San Martín Tilcajete, desde hace más de 40 años se promueve y difunde esta tradición de origen zapoteca, con la que se determina el o los nahuales con los que nace cada miembro de la comunidad. En el Taller de Alebrijes de Jacobo y María Ángeles, ubicado en el poblado San Martín Tilcajete, desde hace más de 40 años se promueve y difunde esta tradición de origen zapoteca, con la que se determina el o los nahuales con los que nace cada miembro de la comunidad.

 

San Martín Tilcajete.- Águilas, iguanas, conejos y jaguares, entre otros, animales del calendario zapoteca son algunas figuras diseñadas por jóvenes y maestros artesanos, quienes tallan la madera de copal con dedicación hasta crear seres místicos que parecen cobrar vida, con finos puntos y formas multicolores, en el Taller de Alebrijes de Jacobo y María Ángeles.

En este espacio, ubicado en el poblado San Martín Tilcajete, desde hace más de 40 años se promueve y difunde esta tradición de origen zapoteca, con la que se determina el o los nahuales con los que nace cada miembro de la comunidad.

“Este taller está a mi cargo desde hace 23 años y se basa en la guelaguetza, que en el pueblo zapoteco significa ayuda mutua y tiene tres pilares; enseñar, compartir y contribuir, y estos son los valores que dirigen este taller”, explicó Jacobo Ángeles, quien junto a su esposa María Ángeles, es el responsable de este espacio, donde diariamente participan cerca de 85 personas.

Ahí, los jóvenes artesanos aprenden primero a valorar el copal, árbol del que se obtiene la madera y la resina que se emplea para la elaboración de alebrijes; “por eso sembramos desde hace 15 años, nueve mil arbolitos cada año; no es que este en extinción pero es importante mantener la especie”, explicó Jacobo.

Destacó que posteriormente, los aprendices conocen de la mano de los artesanos el arte del tallado y técnicas de pintura que aplican en cada una de las piezas amorfas, así como el método para crear tintas, las cuales obtienen con granada y la mezcla de jugo de limón y añil, entre otros pigmentos naturales.

En un recorrido que Notimex realizó por las instalaciones del taller, Jacobo compartió que la tradición de los alebrijes, muy arraigada en este pueblo, cuyo nombre en zapoteco significa “Lugar donde pinta”, surge cuando nace un niño al cual se le asigna uno o dos nahuales de los 20 del calendario, los cuales se determinan por el año y día en que nace.

“De ahí que los alebrijes usan dos animales; por ejemplo puede haber nacido el día de la iguana y año de la águila y por eso se crean esta clase de nahuales”, destacó.

Para la elaboración de estas figuras, de gran significado para la cultura zapoteca se requiere de dedicación, talento y paciencia que ponen cada uno de los artesanos en este espacio.

“Cuando decidimos darle continuidad al taller el objetivo era compartir y difundir este arte, pero sobre todo rescatar nuestra cultural y parte de nuestra esencia; el orgullo de ser zapoteco, de pertenecer a esta tierra”, expresó María Ángeles.

De ahí que subrayó que al taller no sólo asisten jóvenes aprendices de San Martín Tilcajete, sino también de otras comunidades oaxaqueñas, como: Santo Tomás Jalieza, San Jacinto Amilpas, Ocotlán y San Isidro Zegache, entre otras.

Y es que para Jacobo y María es de suma importancia que el taller sea un semillero de nuevos artesanos y que los turistas conozcan el significado y el trabajo que hay detrás de cada alebrije, por lo que las puertas de este espacio están abiertas para el público en general.

Ahí, los visitantes podrán conocer el o los animales que les corresponden de acuerdo al calendario zapoteca y encontrarán una tienda en la se comercializan estas piezas asombrosas que destacan por sus atractivas formas y diversos colores.

Además, en este taller, que recientemente se integró a la Fundación “El Agave y Nosotros”, podrán decorar su propio alebrije con ayuda de los jóvenes aprendices, quienes destacan por su creatividad.

El Taller de Alebrijes de Jacobo y María Ángeles se localiza en San Martín Tilcajete, poblado localizado en los Valles Centrales de Oaxaca, a aproximadamente 23 kilómetros de la capital oaxaqueña.

Reportajes y Especiales

Prev Next

Visit the best review site bbetting.co.uk for Bet365 site.

Infórmate.com.mx ©2000-2016. Derechos Reservados. Registro Indautor 04-2014-020610124900-203.