¡Anexión! | Infórmate Diario

Miércoles, 26 de abril de 2017 | 14:30 | Año XVII | No: 5993 | CEO: Francisco J. Siller | Directora General: Rocío Castellanos
Spanish Arabic Bulgarian Catalan Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Czech Danish English Filipino French German Greek Hebrew Hungarian Italian Japanese Korean Norwegian Polish Portuguese Russian Slovenian Swedish Turkish Ukrainian Vietnamese
A+ A A-

Todas las Columnas

¡Anexión!

Moisés Edwin Barreda
Si no mal recuerdo, en uno de sus discursos de campaña Donald Trump dijo que de llegar a la Presidencia estadounidense, desistiría de la política injerencista que de un modo u otro, el gobierno yanqui aplica desde el siglo antepasado a América Latina y, más recientemente, a todos los países, salvo Rusia y China. Percibo otra alegoría, que en realidad se propone recoger los tentáculos con que el pulpo yanqui absorbe las riquezas extra nacionales, y llegar a un arreglo respecto de la gran deuda que, aparte del saqueo de riqueza de Latinoamérica, sirvió al país para convertirlo en superpotencia… con su moneda deficitaria.
Otra eventual visión que nos concierne íntimamente es que Trump proyecta obligar a la PRIdictadura a poner fin a la mascarada, pura patraña, en que ha convertido la soberanía nacional, y dejar en claro de una vez por todas, que las relaciones entre México y con Estados Unidos son realmente entre subordinado y patrón.
Presumo que obligará a los oligarcas de la PRIdictadura a dejar la simulación y confesar a la nación que sus desastrosas políticas no son por incompetencia, sino por corrupción, pues son complemento de la paulatina entrega de la nación al imperio, no en calidad de Estado libre asociado como Puerto Rico, sino como traspatio donde viven los sirvientes. Sirvientes no sólo de ellos, también del capital financiero internacional, para el que la PRIdictadura ha vuelto paraíso laboral a México depreciando la mano de obra hasta convertirla en la más barata del globo. Para el caso despojó a Ley Federal del Trabajo del espíritu revolucionario que lograron imprimirle los generales que –describe Francisco José Múgica Rodríguez-- llegaron al Congreso Constituyente de 1917 a pesar de los diputados impuestos por Venustiano Carranza y su sicario Álvaro Obregón Salido (nombre completo para que no haya pìerde), que trataban de impedirlo a toda costa.
Nos caería de perlas que mientras obliga a la PRIdictadura a reconocer que ha liquidado la soberanía nacional y llegó la hora de que la anexión pase de facto a Derecho, Donald Trump obligara a todas las empresas ensambladoras automotrices y demás transnacionales a emigrar de México, adonde vienen atraídos por las fabulosas riquezas que obtienen por los ridículos impuestos que pagan, y porque la PRIdictadura ha fijado precio miserable a la mano de obra. No de balde la propìa Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), a la que el tortuoso traidor regente de la tiranía que nos expolia, carlos salinas de Gortari, nos incrustó indebidamente, reconoce que pueblo el mexicano es el más trabajador y el peor pagado en el mundo.
Esa acción de Trump, cuya factibilidad se prefigura con su "invitación" a la Ford a cancelar una inversión en México, sería factor determinante para que podamos derribar a la tiranía que nos expolia y ha terminado de entregarnos a Washington. Para recuperar capital, saldar el astronómico endeudamiento y salvar la soberanía nacional, el gobierno que la sustituya tendría que hacer auditoría inmediata a todos los que de un modo u otro han robado a la nación, y confiscar el fruto de ese delito.
En ese caso yo propondría que el primer auditado sea el bandista (bandido priísta) Francisco José Rojas Gutiérrez, quien públicamente declaró como Secretario de la Contraloría de la Federación, que "sería inmoral" un arqueo de esa naturaleza y con dicho propósito. Asimismo, frenar la inmensa e intensa explotación de oro, plata y petróleo concedida por los oligarcas a extranjeros a cambio de migajas para el erario y fabulosas fortunas para sus bolsillos sin fondo. Otra de las opciones sería que México pida a Washington nos cambie sus dólares por oro.
Sugeriría revisar todos los instrumentos legales domésticos y extra nacionales que pudieran servirnos para exigir el pago de los impuestos que se calculen apropiados a las miles de toneladas de oro y plata que empresas extranjeras, canadienses las más, han extraído y extraen a cambio de miseria de impuestos y graves e irreversibles daños ecológicos en gran parte del territorio nacional, también dañado ya con la extracción de petróleo mediante el quebrantamiento de roca a base de enormes cantidades de agua arrebatadas a los campesinos, igual que la tierra a favor de transnacionales petroleras para búsqueda y explotación del oro negro.
Es inaudito el autismo (¿o cinismo?) de la PRIdictadura y del huésped de Los Pinos. No está de más recordar que en víspera de su cuarto informe, este sujeto dijo palabras más, palabras menos, en uno de sus casi deshilvanados discursos, que en el país existe otra realidad. Ah, como el burro que tocó la flauta. Pero no, no hay una más, son dos actuales y una en cierne. De ambas, una es la imperante y otra la que priva en la mente de los oligarcas; la otra es la que padecemos todos los mexicanos por la infinita corrupciòn de la dictadura en todos los órdenes, y la que ya se dibuja es la anexión al imperio.

Reportajes y Especiales

Prev Next
La Lagunilla, el corazón de la novia

Nadia Juáres, Jessica Nava, Valeria Muñoz y Denise Jiménez

La Lagunilla, el corazón de la novia

Visit the best review site bbetting.co.uk for Bet365 site.

Infórmate.com.mx ©2000-2016. Derechos Reservados. Registro Indautor 04-2014-020610124900-203.