Todas las Columnas | Infórmate Diario

Martes, 22 de agosto de 2017 | 17:43 | Año XVII | No: 6111 | CEO: Francisco J. Siller | Directora General: Rocío Castellanos
Spanish Arabic Bulgarian Catalan Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Czech Danish English Filipino French German Greek Hebrew Hungarian Italian Japanese Korean Norwegian Polish Portuguese Russian Slovenian Swedish Turkish Ukrainian Vietnamese
A+ A A-

Todas las Columnas

TRUMPTANIC

ROGELIO FAZ

Rogelio Martinez FazSi quisiéramos hacer una analogía entre el presidente Donald Trump y el hundimiento del buque Titanic en 1912, encontraríamos algunas similitudes que nos podrían a llevar a suponer la tragedia del siglo.

El buque británico de pasajeros Titanic, que viajaba de Inglaterra a Nueva York, después de ser considerado un ‘buque fiable”, también llamado “insumergible”’, se convierte en la tragedia mundial más lamentable de la época, y la peor catástrofe marítima en tiempos de paz.

El Titanic no fue construido ni diseñado por improvisados, fue una réplica de otra nave llamada Olimpic, con algunos cambios para comodidad de pasajeros y mejorar la navegación. Para convertirse en el más lujoso y grande de todos los tiempos.

El Titanic llevaba a bordo personajes de los más ricos del mundo, incluyendo a Thomas Andrews, constructor del Titanic, quien murió en la tragedia. A J. Bruce Ismay, empresario que participo en el financiamiento que logró sobrevivir. También iba abordo el propietario de las tiendas Macy’s, Isidor Starus, un judío germano nacionalizado estadounidense y congresista, que muere en la tragedia. Y Margaret Brown, una activista de los derechos humanos que sobrevivió.

Pero también llevaba a muchos pasajeros en tercera clase, a inmigrantes en busca del sueño americano, incluyendo aquellos que subieron clandestinamente para convertirse en candidatos a “mojados”. Todos en el mismo barco.

Fueron varios factores que contribuyeron a la perdida de muchas vidas como insuficientes botes salvavidas, como la falta de entrenamiento de la tripulación para casos de emergencia.
Pero principalmente a la irresponsabilidad del capitán, Edward Smith, quien mantuvo la velocidad del barco de manera imprudencial dadas las condiciones de navegación. A pesar de haber recibido al menos 5 advertencias de icebergs.

Casi en seguida de chocar con uno de ellos, se determinó la gravedad de la situación y se enviaron señales de ayuda por radio y bengalas, algunos buques la ignoraron, y quienes las recibieron no alcanzaron a llegar. La tragedia estaba marcada, y el potente, poderoso y lujoso Titanic naufragaba y nadie lo podía evitar.

Todos los que iban en la nave trataron de salvarse, pero la peor parte la llevaron los de tercera clase empezando por los intrusos aspirantes a mojados.

¿Qué similitud podría haber entre Trump y el Titanic? Pues que Trump se siente un Titanic, al menos un capitán confiado para navegar la embarcación más poderosa de nuestros días, que él supone es insumergible. A pesar de las señales de emergencia que recibe y que parte de la tripulación de mando está dejando el barco.

Sin embargo, esta analogía no debería ser entre Trump y el Titanic o el capitán. Sino entre el Titanic (EU) y el iceberg (Trump), una masa de hielo que esta propinando un golpe mortal al “buque” que no tiene los botes salvavidas suficientes para rescatar a todos los pasajeros, donde los últimos por su condición de tercera clase serán los primeros ahogados, cuanto y más los indocumentados. La peor tragedia en tiempos de paz.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.entresemana.mx

Visto: 286

Reportajes y Especiales

Prev Next

Al minuto

Visit the best review site bbetting.co.uk for Bet365 site.

Infórmate.com.mx ©2000-2017. Derechos Reservados. Registro Indautor 04-2014-020610124900-203.